Salvados por el «salvado de avena»

Pierre Dukan, creador de la dieta más seguida en toda Europa, ha convertido por arte de magia un producto de «pobres» en el rey de las mesas

Pierre Dukan es ahora mismo el nutricionista más conocido en toda Europa. Un prestidigitador contrastado de las calorías, las proteínas y los métodos para adelgazar sin llorar al final del día. Sus dotes se basan principalmente en dos elementos: un conejo siempre en la chistera (o lo que es lo mismo, hacer de la proteína el fundamento para la dieta) y unos polvos mágicos milenarios, aunque para muchos ignorados: el salvado de avena.

Salvado de avena, los polvos mágicos del Dr. Dukan

Dukan ha conseguido poner de moda y agotar las existencias en todas las tiendas de alimentación ecológica un producto del que pocos conocíamos su existencia y mucho menos sus cuasi-maravillosas propiedades. Como cualquier otra tendencia, cultural, nutricional o de la índole que sea, hay que tomárselo con ciertas reservas ya que puede no ser oro todo lo que reluzca. No obstante, el famoso doctor francés asegura que el salvado de avena se ha convertido en uno de los pilares de su dieta por méritos propios, ya que interviene con éxito en los cuatro sectores fundamentales de la prevención de la salud: actúa de forma directa y científicamente probada en la lucha contra el colesterol, el cáncer, la diabetes y el sobrepeso. Las fibras que lo componen recorren íntegramente el tracto digestivo sin ser descompuestas y arrastran con ellas una parte modesta de las calorías que ingerimos, aligerando así la factura calórica de cada comida. Además dentro del estómago, con la interacción con el agua, su volumen se hincha hasta 30 veces, creando así fácilmente sensación de saciedad.

Lo que muchos se preguntaran, pero, es de dónde procede exactamente el salvado de avena. Pues justamente es el producto que resulta del refinado del grano de avena, así que correspondería a lo que serían las capas más externas del grano, más concretamente al pericarpio. Ésta se divide a su vez en tres subcapas que son las que atesoran los distintos nutrientes: epicarpio, mesocarpio y endocarpio (ricas en fibras y minerales); la testa (rica en enzimas y vitaminas); y la capa de aleurona (rica en proteínas y grasas). Cuando eliminamos estas capas al refinar el grano, también nos estamos desprendiendo de una serie de nutrientes con unas poderosas características saludables. Recuperarlas con el salvado es lo que propone la dieta Dukan en cuestión.

En resumidas cuentas, el salvado de avena resulta indispensable por las siguientes acciones beneficiosas para nuestro organismo:
• Reducción del colesterol.
• Prevención de la diabetes al reducir el índice glicémico del bolo alimenticio.
• Protección contra el cáncer de colon y de recto.
• Acción benéfica en el tránsito intestinal.

Dukan también avisa que no todos los salvados de avena son iguales, con lo que hay que tener cuidado al índice global M2bis-B6C, que reúne los puntos óptimos de moltura y cernido (los dos parámetros en los que se basan las virtudes medicinales del salvado de avena).

Foto: Tienda Dukan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...