Un menú completo de entrante, principal y postre elaborado con yogur

Si las propiedades beneficiosas del yogur son tantas para nuestra salud, hoy nos hemos propuesto sacarle partido en un menú en el que éste es el gran protagonista.

yogur natural

Las muchas propiedades que tiene el yogur como alimento, son lo suficientemente importantes como para apostar por un mayor consumo del lácteo. Aunque actualmente hay un montón de pseudoestudios que aseguran que el consumo de la leche no es algo tan positivo, la realidad es que ningún científico serio, ni tampoco un riguroso tratado ha dicho tal cosa. Así que de momento, si no tienes ningún problema de alergia o digieres mal los lácteos, creo que los beneficios que te aportará el menú que vamos a preparar hoy en nuestro blog te encantarán. La idea es que todos los platos que acabes poniendo en tu mesa lleven al yogur como protagonista. Y si no crees que pueda dar para tal flexibilidad, espera a ver lo que te tenemos preparado.

Lo bueno del yogur cuando hablamos de alimentos versátiles es que podemos comprarlo de sabores en el supermercado para un postre básico, pero las demás variedades naturales y sin azúcar, permiten incorporarlo en salsas para primeros platos, en coberturas o mezclas base para los postres, e incluso convertirse en cremas especiadas que sirven de entrante. De hecho, puedes hacer casi de todo con el yogur, pero como lo más fácil es quedarnos con el ya listo del súper, y no siempre aplicamos la creatividad en un ingrediente como éste. Así que hoy te echamos una mano, con nuestra propuesta de menú completo basado en el yogur ¿Te animas a ponerte manos al fogón?

Menú a base de yogur

Como entrante: salsa de yogur con queso fresco

A mi me gusta decir que esta receta está inspirada en la salsa que nos venden en el McDonalds con las famosas patatas Deluxe. Y la verdad es que se le parece bastante, aunque sus usos no son solo para las famosas patatas. De hecho, puedes acompañarla de otro tipo de verduras, de carne, o incluso si se atreves de unos nachos caseros. Pero ¿cómo se prepara? Pues es bastante sencillo. Basta que nos hagamos con un yogur natural sin azúcar, a ser posible del griego, que es mucho más cremoso. Luego con medio vaso de nata y otro medio de queso para untar. A esto hay que añadir unas cuantas especies espolvoreadas. Y aunque éstas dependen del propio gusto que tengas, lo ideal sería orégano, comino, pimentón, romero o pimienta, es una cuestión que debes decidir tú misma.

Como primer plato: salmón marinado en yogur

En este caso optamos por una presentación en la que aunque el yogur ocupa un papel secundario, le dará ese toque especial al pescado y nos aportará todos los beneficios del lácteo. Para ello, volvemos a necesitar un yogur natural sin azúcar, lo que en este caso se complementaría con el zumo de un limón, sal y especias. Hacemos la mezcla de estos ingredientes, y colocamos el salmón en ellos dejándolo allí al menos una hora. Después, lo escurrimos y lo pasamos tal cual por la sartén con unas gotas de aceite de oliva como si fuese a la plancha. Aunque creas que apenas se notará el sabor del yogur, habrás logrado una textura cremosa que difícilmente conseguirías sin los pasos anteriores.

Postre: smoothie con piña

Y para cerrar este menú completo de entrante, principal y postre elaborado con yogur nos quedamos con otra de esas recetas fáciles a las que deberíamos sacar partido más a menudo. Y para conseguir nuestro postre de hoy, tan solo hay que mezclar en la batidora un yogur natural, en este caso, si quieres puede ser azucarado, aunque a mí particularmente me gusta más la posibilidad de añadir el azúcar luego una vez vea el sabor que le ha dado la fruta. Y unas tres rodajas de piña en lata, de la que te encuentras en el supermercado todo el año. Con esto, tendrías en realidad uno de esos ricos batidos que siempre nos da por pedir en algunos bares y locales, y que podemos disfrutar en casa. Y además, con todos los beneficios del yogur. ¿Sencillo, no?

Como ves, el yogur nos ha dado para hacer un menú completo basándonos en él. Y la verdad es que cada uno de los platos es completamente diferente al otro y se ajusta a la perfección a la función que le buscamos en la mesa. Eso sí, precisamente por la flexibilidad de este alimento, hay muchas otras combinaciones posibles, con lo que te animamos a exprimir al máximo tu creatividad y a sacar el genio que llevas dentro en la cocina. Aunque quizás puedas recomendarnos alguna otra receta que ya hayas probado, que te encante y en la que el yogur continúe siendo el gran protagonista. ¿Te animas a dejárnosla en los comentarios?

Imagen: Mumuio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...