Borja Thyssen, su esposa y su abogado, imputados

Fueron imputados formalmente el hijo de Tita Cervera, Borja Thyessen, su nuera y el abogado de ambos, como resultado de una querella de la baronesa por la sustracción de documentación de su despacho. Borja reclama 3,5 millones de euros que se le deberían de la herencia de su padre y dichos documentos estaban vinculados a ello.

El viernes pasado se hizo pública la imputación que formalizara el juez de Instrucción número de 2 de Alcobendas, de la baronesa Thyssen, Carmen “Tita” Cervera, contra su hijo, Borja Thyssen, su esposa, Blanca Cuesta, y el abogado de ambos, Pedro Mejías, como resultado de la querella que presentara la baronesa a fines del año pasado por los delitos de “descubrimiento y revelación de secretos”.

Museo Thyssen

Carmen Cervera posee una de las colecciones de arte más importantes del mundo

En lo que se conoce como “procedimiento abreviado”, en principio se imputarán formalmente a los tres querellados y luego se calificarán los hechos para dar comienzo a un juicio oral donde se presentarán las investigaciones pertinentes o bien éstos serán sobreseídos de la causa.

Manifestó el magistrado en la resolución que hay «datos suficientes para considerar que los imputados Borja Thyssen y Blanca Cuesta presuntamente y a sabiendas de su ilicitud, y dada la relación de parentesco con la denunciante y aprovechando la ausencia de ésta en el lugar de los hechos y con la colaboración de su abogado, la tarde-noche del 13 al 14 de marzo de 2008 entraron en las oficinas de la baronesa y tras examinar la documentación privada que se encontraba en las estanterías en soporte papel y accediendo a, al menos un ordenador que contenía otro tipo de información, se apoderaron de cuantos documentos y archivos que consideraron de su interés”.

Las investigaciones llevadas a cabo revelan claramente lo irregular de la obtención de los documentos, comentó el juez, debido a que el abogado tenía intereses particulares en poseer dichos documentos y “que pudo y debió solicitarlos en horas hábiles de oficina».


Luego de hacerse con los documentos y papeles, éstos fueron guardados en bolsas y trasportados por custodios del matrimonio, a quienes ordenó Borja que hicieran copia de los mismos.

El hijo de Tita Cervera  acaba de cumplir 30 años de edad por lo que reclama una parte de la herencia de su padre, que se estima en 3,5 millones de euros y tendría pendiente de cobro. Su particular interés en la documentación sustraída era conocer el porcentaje del legado que le correspondería.

Borja Thyssen, que lleva cobrando desde los 21 años entregas de 20 millones de euros, afirmó que de no recibir la parte que le corresponde demandará a su madre, con quien rompió relaciones hace un año, durante el cual no dejaron de darse mutuamente dolores de cabeza por los medios y judicialmente.

Fuente: 20 minutos
Foto: Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...