Cayetano Rivera, torero y ateo

cayetano-rivera-torero-y-ateo

El segundo hijo de Carmina Ordóñez y Paquirri, Cayetano Rivera, reveló algunos aspectos poco conocidos de su vida en una entrevista a la revista Vanity Fair -una de las más sorprendentes es que iba para sociólogo cuando se encontró de frente con el mundo del toreo-.

A lo largo de una entrevista en profundidad realizada días antes, Rivera lamenta las mentiras que dice de él la prensa del corazón. Las que más le molestan, sin embargo, son las que hacen daño a las personas a las que quiere: «La fama me condiciona, desgraciadamente», afirma Cayetano en esta entrevista.

Afirma que la definición que se hace sobre él, es cierta: cabal, reservado, fiel, competitivo y perfeccionista. Y esto, evidentemente, influyó en su decisión de dar un giro a su vida y dar rienda suelta a su verdadera pasión, el toreo: «no fue fácil, estuve año y medio sin contárselo a nadie. Era consciente de la repercusión que iba a tener, de las expectativas y de que todos los que me quieren intentarían disuadirme».

60 corridas, 78 orejas, 22 salidas a hombros, 119 reses lidiadas. Algún susto, nada grave. Pero lo que hoy interesa a la mayoría de la prensa tiene muy poco que ver con su profesión. La noticia asegura que se casa con su novia, la modelo y presentadora Eva González, y que por eso está agilizando la anulación de su matrimonio. Con semejante campo de minas uno entiende que Cayetano busque, sobre todo, confianza a su alrededor.

Desde luego, Cayetano Rivera no posee el prototipo de torero que se conoce hasta ahora. Habla perfectamente francés e inglés, estudió producción de cine en Los Ángeles, no cree en el destino ni se le conocen supersticiones, desfila para Armani, y en su última colaboración con el italiano se codeó con Victoria Beckham, Leonardo DiCaprio o Alicia Keys. Colecciona arte, conduce un monovolumen y no se ha comprado una finca con sus primeros ahorros, sino una casa a 30 kilómetros de Madrid donde no hay cabezas de toro como objetos decorativos.

Respecto a las tradiciones taurinas, el torero es muy claro:  «¿torero y ateo? Supongo que sí… Yo creo que existe una vida espiritual, pero en el fondo lo que hay que disfrutar es la vida de aquí. Luego si hay cielo, ya veremos».

Imagen | javilar

En CentroMujer | Los diseños de Vicky Martín Berrocal se venden en ‘Harrods’

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...