La infanta Cristina será investigada por el juez Castro

La alegría de la infanta Cristina de principios de mayo ha desaparecido de nuevo, ya que el juez Castro ha decidido investigar y por lo tanto mirar con lupa las declaraciones de la Renta de la infanta desde el año 2007 hasta el año 2010 para descartar cualquier delito fiscal o de blanqueo de capitales.

La alegría de la infanta Cristina por la ‘no imputación‘ de principios del mes de mayo ha durado poco, aunque por el momento todavía no esté imputada, las acciones del juez Castro vuelven a poner a la infanta en el ojo del huracán. Porque  aunque a ella no le haga demasiada gracia que le investiguen sus cuentas privadas, el juez castro ha decidido investigar a fondo todas sus cuentas desde el año 2007 hasta el año 2010.

La investigación del juez instructor del caso Noós se va a centrar en si la infanta pudo haber cometido delito fiscal o de blanqueo de capitales durante esos años. Aunque no solo eso, el juez quiere investigar incluso si del dinero que pudo haber defraudado el marido de la Infanta, Iñaqui Urdangarín, en Aizoón pudo invertirse algo o un aparte en el palacete que tienen en Pedralbes o beneficiarse de algún modo de forma personal o dentro del ámbito familiar.

Aunque el pasado mes de enero la Agenca Tributaria ya emitió un informe sobre la infanta Cristina en el que se descartaban irregularidades fiscales, el juez Castro solicita de nuevo un informe aún más detallado para su investigación y para descartar cualquier contradicción: ‘sobre las cuentas corrientes de las que doña Cristina de Borbón y Grecia sea titular o en las que aparezca como apoderada, bienes muebles e inmuebles, fondos de inversión y depósitos de los que sea titular‘.

Por el momento lo que se sabe y lo que publican diferentes medios de comunicación estos días es que el juez Castro ha abierto una investigación para determinar si la infanta pudo cometer delito fiscal, sobre todo porque ella es dueña de la sociedad Aizoón en un 50%  y a Iñaqui Urdangarín se le atribuyó, a través de Hacienda, un delito fiscal el pasado mes de enero. Lo que no se sabe de momento es si ese delito se puede hacer extensible o no a la Infanta. Según la Agencia Tributaria y los informes que puedan de momento haber emitido o investigado, no hay ningún elemento que determine que la hija del Rey pudiera haber cometido ningún delito de fraude fiscal.

Tanto el abogado de Iñaqui Urdangarín, Mario Pascual Vives, como el abogado de la infanta, Miquel Roca, celebran que la Agencia Tributaria no haya encontrado ninguna irregularidad en las cuentas de la infanta que la pueda imputar por fraude fiscal. Parece ser que tanto el fiscal anticorrupción, Pedro Horrach como la Agencia tributaria opinan que la infanta, como socia, no puede asumir la imputación del administrador, que en su caso es su marido Iñaqui Urdangarín.

Fuente | lavanguardia.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...