Los hijos de los famosos deben aprender a ganarse el pan

Parece que los famosos, aún con sus excentricidades, a veces demuestran tener los pies en la tierra. De hecho, está aumentando considerablemente el número de ellos que no temen el no consentir a sus hijos.

Beckham

Creo que muchas cosas están cambiando en el mundo de los famosos y de las celebrities. De hecho una de las que más sorprende es la decisión que han tomado los Beckham con su hijo mayor, la cual nos da una idea de lo buenos padres que pueden ser y del hecho de que tener tantos millones en las cuentas no tiene porque ser sinónimo de tener hijos malcriados que no conozcan el valor de las cosas. El matrimonio decidió que su hijo mayor, Brooklyn, que tiene ahora 15 años había alcanzado la edad suficiente como para ponerse a trabajar sabiendo lo difícil que es conseguir el dinero. No vale que papá y mamá tengan una gran fortuna y puedan conseguirle, él debe aprender el valor de las cosas.

Pensando así, no nos extraña nada que los Beckham hayan decidido poner a su hijo mayor a trabajar en una cafetería de Londres, en la que cobra un salario de 3,2 euros la hora sirviendo capuchinos, refrescos y otras bebidas clásicas de los bares ingleses. A algunos les ha escandalizado la idea de que el vástago mayor de los famosos pueda estar desempeñando un trabajo tan común por un salario tan bajo, siendo hijo de quién es. Yo la verdad es que aplaudo la decisión, porque desde luego lo que hace falta para que los hijos de los famosos no sean unos niños malcriados es eso. Lo que nos enseñaron a todos. El valor de las cosas y la importancia del trabajo.

Claro que sí en la vida real de los mortales, el sueldo en sí mismo que le pagan al hijo de los Beckham resulta un poco explotador, la verdad es que en el mundo de las celebrities lo es aún más exagerado, acostumbrados como están a ganar miles al día. Las críticas les han llegado de todos los lados, y sobre todo, los que las han pronunciado demuestran que en la educación de sus hijos podrían faltar valores como estos, algo que probablemente la familia Beckham también les podría contestar. Pero ni siquiera a eso se han rebajado. Ellos quieren hacer con sus hijos lo que cualquier otro padre del mundo haría, independientemente de su fortuna. Y la verdad es que yo no puedo estar más de acuerdo, porque si hay algo peor que un famoso al que se le ha subido la cuenta bancaria a la cabeza es un hijo suyo creyéndose el rey del mambo con la fortuna de sus padres. ¿No te parece?

Imagen: friskytuna

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...