María Teresa Fernández de la Vega no ha pasado por el bisturí

Desde que hiciera su aparición en la presentación de la Fundación Mujeres por África. La nueva imagen de la ex vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega copó todos lo titulares y ha sido inevitable que se preguntase sobre si su rejuvenecido look se debe a un cambio de hábitos o a la obra y gracia del bisturí.

Ha sido la revista Yo Dona la que ha entrevistado a la ex política y por primera ha hablado de su comentadísimo físico. Tras abandonar su puesto en el ejecutivo De la Vega reconoce que sus hábitos han cambiado y ahora son mucho más saludables.


La propia Maria Teresa reconoce: «Es verdad que estoy mucho mejor, y que me he recuperado poco a poco en estos 12 meses, tras casi siete años de trabajo intensísimo, dormir poco, no descansar nada y tener muchísima responsabilidad».

Su ajetreado ritmo de vida siendo la mano derecha del ex presidente del gobierno causó estragos en su apariencia. María Teresa afirma que «eso se termina acusando físicamente. Ahora me cuido más, como y duermo mejor. He ganado algunos kilos, que en un persona de mi estructura, se notan muchísimo».

Ante la inevitable pregunta de si ha recurrido a la ayuda médica para mejorar el estado de su cutis, la política zanja los rumores apuntando: «Se ha especulado con todo eso, pero no es cierto».

De la Vega además confiesa que se ha asombrado y decepcionado con la desmesura con la que se ha tratado su cambio de imagen. «Me ha sorprendido y, si me apura, le diré que estoy un poco triste. Sorprende que ante un proyecto de enorme importancia que ha suscitado gran interés social y muchísimo esfuerzo, se hable más de la anécdota o de lo estético; que el debate se quede, nunca mejor dicho, en una cuestión de piel, es un poco decepcionante. Es como la espuma de los días», comenta la ex vicepresidenta en Yo Dona.

Imagen | lavanguardia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...