Singularidades sobre la imputación de la Infanta Cristina

La Infanta Cristina de Borbón ha sido imputada por segunda vez. En esta ocasión el fiscal del caso ‘Noós’ no ha recurrido su imputación, si no que ha arremetido contra el mismo juez del caso y, además de adelantarse la fecha de su declaración, se debate sobre si la Infanta debe acudir andando o en coche al juzgado.

Escribir sobre la Infanta Cristina con relación al ‘caso Noós’ me da cierta pena. Y es así, no porque sea monárquica, sino porque siempre he visto en la Infanta una persona que tenía la vida muy solucionada, con estilo y con mucha educación, que poco pudiera ella imaginar que terminaría su felicidad por un caso de corrupción que acabaría salpicando los cimientos de la misma Casa Real. Porque cabe decir que la Infanta Cristina es y será siempre la hija del rey y, por el momento, es séptima en la línea de sucesión al trono y, por lo tanto, todo lo que tenga que ver con ella, está ligado a la Casa Real.

Así pues, como miembro de la Casa Real, todo el asunto de su segunda imputación le está dando muchos dolores de cabeza a una institución como es la Familia Real. Y son dolores de cabeza, porque tener a la hija del Rey imputada en un caso de corrupción, en los momentos en los que vivimos donde muchas familias se encuentran con verdaderos apuros para sobrevivir en el día a día, no queda bien. No queda bien para ella, ni para la Casa Real, no queda bien porque en estos mismos momento son muchos los rumores y las noticias que hablan sobre ella en los medios de comunicación de todo el mundo. Repasemos algunas de las noticias relacionadas con ella y con el caso ‘Noós’ que están produciendo un gran debate a nivel nacional.

La primera que comentaré es la que saltó ayer mismo sobre el fiscal del ‘caso Noós‘,  quién arremetía contra el juez que está llevando este caso, el juez Castro. Se trata de un escrito que presentó ayer por la mañana donde aludía a una ‘teoría de la conspiración‘ por el hecho de haber imputado a la Infanta de nuevo en menos de un año bajo un auto de 227 folios donde explicaba los motivos que le habían llevado a imputarla por segunda vez. Uno de los motivos en los que se basó el juez castro la primera vez que imputó a la Infanta fue precisamente en algo que el mismo Rey consideró públicamente, que la ‘justicia es igual para todos‘.

Recordemos que la primera vez que se imputó a la Infanta fue el pasado 3 de abril del 2013, cuando el juez instaba a la Infanta a declarar sobre su papel en el Instituto Nóos y Aizoon. Esa primera imputación fue recurrida por el mismo fiscal del caso, Pedro Horrach. De esa manera la Fiscalía Anticorrupción presentaba un recurso por considerar que su imputación era ‘discriminatoria‘ y basada en ‘meras sospechas personales‘ . En esta ocasión, el fiscal no ha recurrido la imputación, pero arremete directamente contra el mismo juez con esas ‘teorías de la conspiración‘. Es más, el fiscal solicita al juez que antes de que declare la Infanta lo hagan cuatro funcionarios de Hacienda y pide más pruebas y declaraciones.

Antes de explicar cuáles son las ‘teorías de a conspiración‘ a las que se refiere el fiscal, comentaremos que la Infanta , una vez se supo que estaba de nuevo imputada,  y a través de su abogado, dijo que quería que todo se aclarase cuánto antes porque ella se considera inocente. El juez aludió a que su comparecencia no ‘era voluntaria‘, pero si cambió la fecha para que su declaración se realizara el día 8 de febrero, un mes antes de lo dispuesto. De ahí que se haya desencadenado un debate sobre si la Infanta debe o no bajar la conocida ‘rampa de los juzgados‘ a pie, la misma en la que ya nos hemos acostumbrado a ver bajar a su marido, Iñaqui Urdangarín.

Regresando al tema de las ‘teorías conspiratorias‘ – algo que nos ha dejado a todos un tanto desconcertados porque creo que nadie se lo esperaba – estas se refieren al hecho de que el fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, opina que:

Se corre el grave riesgo de que la toma de declaración de doña Cristina de Borbón verse sobre reproches éticos y no sobre hechos presuntamente delictivos‘ y añade que quiere evitar: ‘que se siga manteniendo la tesis inculpatoria contra doña Cristina de Borbón basada en la absurda y denigrante teoría de una supuesta manipulación tendenciosa‘.

La verdad es que la velocidad y la rapidez del juez del caso ‘Noós’ nos lleva de nuevo a la primera plana, ya que hoy mismo se ha citado a declarar a tres funcionarios de Hacienda. De hecho el juez los ha citado para el próximo 25 de enero. Algo que nos indica que posiblemente la Infanta no tenga más remedio que declarar como imputada el próximo 8 de febrero. La expectación es tanta que los vecinos del juzgado de Palma alquilan sus balcones a los medios de comunicación para poder grabar con todo detalle la entrada de la Infanta al juzgado por 1.500 euros el balcón.

Lo que no sabemos es si la Infanta hará el famoso ‘paseillo‘ andando o en coche, ya que es un tema que todavía no está aclarado, lo que si está claro es que si todo sigue adelante, el próximo 8 de febrero será importante para ella y para la Casa Real española. ¿Que opináis? ¿Debería la infanta bajar la famosa rampa de los juzgados andando como todo el mundo o en coche, como un trato especial?

Vía | elpaís.com

Más información | rtve.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...