5 trucos para distinguir tus sentimientos de las emociones y avanzar hacia tu bienestar personal

Trucos para saber diferenciar entre los sentimientos y las emociones

Emociones y sentimientos

A la hora de desarrollar la inteligencia emocional, uno de los puntos más importantes, y al mismo tiempo más complicados, es saber diferenciar las emociones y los sentimientos. Dos fenómenos psicológicos que, a pesar de que en ocasiones se utilizan como sinónimos, son completamente distintos.

Por lo tanto, lo primero y más importante es saber diferenciar qué son las emociones y qué son los sentimientos:

  • Emociones: se definen como emociones los cambios en el estado físico del cuerpo, que dan lugar a modificaciones en la liberación de neutrotransmisores y hormonas. Ante determinados estímulos, el organismo activa ciertos mecanismos que nos hacen comportarnos de una forma concreta.
  • Sentimientos: por su parte, los sentimientos son estados afectivos que surgen a partir de la interpretación que hacemos de las cosas que nos pasan por la cabeza, como recuerdos o representaciones de lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. Por esta razón, se dice que los sentimientos son los que dan forma a las emociones cuando tomamos consciencia de ellas y las interpretamos de una forma específica.

La comunidad científica no termina de ponerse de acuerdo sobre si viene antes el sentimiento o la emoción. Hay opiniones encontradas al respecto. La teoría más extendida es que las emociones surgen de las estructuras más primitivas del sistema nervioso, pero éstas se ven influidas por los sentimientos. Por lo tanto, se crea un círculo en el que ambos elementos interaccionan constantemente.

¿Cómo distinguir los sentimientos de las emociones?

Tal y como hemos mencionado en el apartado anterior, las emociones surgen desde mecanismos que están muy ligados al funcionamiento del organismo en su conjunto. Por esta razón, existen con independencia de la consciencia. Además, no son exclusivos del ser humano, sino que están presentes en todos los animales. Por el contrario, en la primera infancia somos más conscientes de los sentimientos, aunque esto no significa necesariamente que los comprendamos.

Teniendo en cuenta que las emociones tienen raíces profundas en la evolución humana, los músculos del rostro las reflejan muy bien, así que las comunicamos de forma automática e inconsciente. Por el contrario, los sentimientos son expresados de una forma más consciente mediante filtros culturales.

Una de las principales características que definen las emociones es que son universales. Es decir, personas de todas las culturas las experimentan exactamente de la misma manera, tal y como reflejan las expresiones faciales espontáneas. Además, todos los seres humanos son capaces de identificar y reconocer las expresiones faciales que guardan relación con cada emoción.

Los sentimientos son muy variados ya que son una mezcla de un gran número de procesos psicológicos abstractos y dependen en gran medida de las características de cada cultura. Este es el motivo por el que cuesta más identificarlos y conocer cuál es su alcance. Mientras, las emociones son mucho más predecibles. Como existen menos emociones que sentimientos, las primeras son más fáciles de reconocer.

Y, por último, cabe señalar que los humanos tenemos una mayor capacidad para regular los sentimientos frente a las emociones. Las emociones surgen a través de cambios físicos que se dan de manera automática, de forma completamente ajena a nuestra voluntad. Mientras, los sentimientos son producto de la interacción de pensamientos que, al menos en parte, tenemos a través de nuestra voluntad. Nosotros podemos decidir si alimentamos una idea u otra, o reflexionar sobre un tema concreto.

Frases sobre emociones y sentimientos

Por último, cabe señalar que los humanos tenemos cierto margen a la hora de gestionar las emociones, pero siempre de una forma más indirecta que la manera en la que lo hacemos con los sentimientos. Para saber diferenciar entre ambos elementos, hemos seleccionado las mejores frases:

  • “Nuestras emociones están ahí para ser sentidas, pero no para dominar nuestra vida, ni cegar nuestra visión, ni robar nuestro futuro, ni apagar nuestra energía, porque, al momento de hacerlo, se volverán tóxicas.” Bernardo Stamateas.
  • “Las emociones negativas intensas absorben toda la atención del individuo, obstaculizando cualquier intento de atender a otra cosa.” Daniel Goleman.
  • «Los pensamientos son las sombras de nuestros sentimientos; siempre más oscuros, más vacíos y más simples.» Friedrich Nietzsche.
  • “Inteligencia es la capacidad de dirigir bien el comportamiento, eligiendo las metas, aprovechando la información y regulando las emociones.” José Antonio Marina.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...