Disfruta más de la vida echando el freno

disfruta-mas-de-la-vida-echando-el-freno

Para disfrutar de la vida podrías comenzar por renovar tu fondo de armario, comprarte un coche, irte de viaje … hacer cosas que nunca has hecho por algún motivo o razón. Ya que pensamos que, el ser feliz es la empresa más difícil y cara, pero no es así siempre.

Claro que te puedes replantear si necesariamente para ser feliz y sentirte realizada, necesitas de tener muchos vienes materiales. Seguro que no es así.

El mensaje típico que nos llega a diario dice: para estar satisfecha con la vida se necesita de ir acumulando vienes materiales. Pero seguramente una vez que se consigue esos propósitos ‘materiales’, es posible que tampoco nos sintamos plenamente felices. Es como la pescadilla que se muerde la cola, al ver que no es así, buscamos ir acumulando más vienes materiales porque tenemos la creencia que ahí está la cuestión a la felicidad.

Lo único que hacemos es crearnos una adición a la necesidad de acumular. Así es, por lo tanto nos equivocamos en la búsqueda de la felicidad por esos caminos, ya que mientras buscamos, no disfrutamos de la vida.

Se puede terminar de una vez por todos con este círculo vicioso, pero para ello hay que ser conscientes de la situación. Si estar hipotecadas de por vida nos genera estrés y por supuesto insatisfacción (piso, coche, créditos…..) es el momento de frenar.

Al principio no resulta fácil, si venimos de una adición por lo material y con la creencia que ello nos hace felices, cuesta un tiempo. Pero se consigue valorando aquellas pequeñas cosas que tenemos y que son la parte más importante aunque no lo veamos como tal.

Puedes comenzar pasando pequeños ratos en compañía de aquellos que quieres y aprecias, la familia, amigos que seguramente están en segundo plano, disfruta de la naturaleza, leer, pasear, escuchar esa música que hace tiempo la tienes en el baúl de los recuerdos….

Son pequeños placeres que ayudan a darle un mejor sentido a la vida haciéndonos más felices, que estando con ese estrés de la eterna búsqueda de la felicidad adquiriendo bienes materiales constantemente.

Ser feliz cuesta al principio, pero es gratis.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...