Ejercita la empatía

ejercita-la-empatia

La empatía es simplemente ponernos en la piel del otro. Para ello hay que saber buscar la conexión y así saber cómo tratar a la persona. Da igual sea un compañero, un cliente, un amigo o familiar. Hay que escucharle y saber comprender su punto de vista.

Si no sentimos al otro, si no conectamos con sus preocupaciones y sus emociones difícilmente podremos desarrollar una relación personal satisfactoria.

Observa a tu interlocutor e intenta sentir sus estado, rabia, impotencia, frustración, tristeza …. Una persona furiosa sólo necesita alguien que le escuche, mientras que una persona baja de moral tal vez necesite todo nuestro afecto. Por ello, antes de actuar, intenta readecuar tu respuesta a las necesidades del momento.

Ser empático no significa ser un mesías. No se trata, por lo tanto de encontrar o, por aún, de imponer una solución, ni de llevarnos los problemas de los demás a casa, sino de entender las emociones de la persona que tenemos en frente.

Tiéndele la mano, si tu interlocutor te pide consejo, expresa tu opinión después de escucharle detenidamente. Procura hablar desde una perspectiva personal sin ser determinante.

También recuerda por otro lado que para proceder con empatía no tienes por qué estar de acuerdo con el otro,  ni llegar necesariamente a una misma conclusión.

Imagen | zonaempresas

Más en CentroMujer | El arte de la empatía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...