Más mitos sobre el ejercicio

No busques consuelo en excusas y consigue un cuerpo sano

El ejercicio físico es imprescindible para poder llevar una vida sana. Encontrar tiempo y reforzar el ejercicio con una dieta sana y una actividad física diaria es esencial para tener un cuerpo bonito y una salud de hierro. Sin embargo, algunas personas no se deciden a hacer ejercicio físico por los falsos mitos que han escuchado. ¿Quieres saber que mitos sobre el ejercicio son mentira y que otros llevan algo de verdad?

Más mitos sobre el ejercicio

Más mitos sobre el ejercicio

No hace falta hacer ejercicio si usas una sauna o máquinas para sudar:

La sauna tiene muchos efectos beneficiosos para el cuerpo, pero hacernos perder los kilos que nos sobran sin necesidad de sudar la gota gorda de hacer ejercicio regular no se encuentra entre ellos. Si salimos de la sauna y nos pesamos observaremos una pérdida de peso, pero esta corresponde al agua que hemos sudado y no a grasa eliminada de nuestro cuerpo. Una vez nos hidratemos recuperaremos lo que hayamos perdido.

Los electroestimuladores adelgazan:

Estos aparatos lo que consiguen es mejorar nuestro tono muscular y recuperarnos de las lesiones en la zona donde nos lo apliquemos ya que producen un efecto equiparable al movimiento o ejercicio anaeróbico. Es decir, no son equiparables al ejercicio aeróbico que moviliza los depósitos de grasa. Si quieres usar electroestimuladores deberá ser en combinación con una dieta hipocalórica y ejercicio físico.

El deporte engorda:

Uno de los mitos más sorprendentes es que el ejercicio nos hace engordar ya que aumentamos el peso de nuestro cuerpo si lo practicamos de forma regular. Si bien es cierto que ganamos unos cuantos kilos estos son libres de grasa y, por el contrario, conseguimos reducir centímetros (lo que se traduce en una talla menos). Como hemos dicho en otros artículos, un músculo no se puede convertir en grasa, por lo que no engordaremos aunque ganemos peso.

El agua con azúcar para las agujetas

Si te has animado a hacer deporte y te has levantado sintiendo cuarenta años más encima por las agujetas, beber agua con azúcar no te servirá para sentirte joven de nuevo. Pero no dejes de hacer deporte. La solución radica en prevenirlas con un calentamiento inicial adecuado, evitando los esfuerzos que superen nuestro nivel de entrenamiento y con estiramientos exhaustivos. Si de todas formas aparecen, prueba a aplicar hielo en la zona, un masaje y estiramientos específicos.

Foto: Celso Flores en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...