Navidades 2009: Flor de Pascua

navidades-2009-flor-de-pascua

La Flor de Pascua, Poinsetia o Pascuero, es originaria de las regiones tropicales de México y América Central. Los antiguos mexicanos la llamaban Cuetlaxóchitl, que proviene de la unión de dos palabras: Cuetlaxtli que significa cuero y xochitl -una traducción literal podría ser Flor de Cuero debido al color rojo vivo de los pétalos-. Fue dada a conocer al resto del mundo durante la época colonial, en la cual se adornaban las iglesias con ella durante las fiestas navideñas.

Es un arbusto cuya altura puede variar entre 0,6 y 3 metros, con grandes hojas verde oscuro y pequeñas inflorescencias amarillas, en el que lo llamativo son las brácteas de color rojo, rosa, blanco verdoso o blanco amarillento, a menudo confundidas con flores, que forman la parte superior de la planta. La flor de pascua florece en invierno, lo que la ha hecho ser muy tradicional en Navidad y no debe faltar en ningún hogar en estas fiestas. Para conocerla un poco mejor y cuidarla con mayor esmero, te damos algunas indicaciones para que sepas cómo actuar en cada momento.

La flor de navidad se suele cultivar como planta de interior, debido a su época de mayor auge vegetativo durante la época cercana a la Navidad. Hoy día para muchos países es una planta de venta durante todo el año, haciendo uso de avanzadas tecnologías como uso de la manipulación del fotoperíodo y la temperatura. Mediante inversiones considerables se la puede hacer florecer para cualquier fecha del año. Se la enaniza mediante reguladores de crecimiento para evitar su forma arbustiva y mediante el mejoramiento contínuo.

Lo primero que hay que tener en cuenta si se quiere conservar la planta durante un periodo de tiempo mayor al navideño es que requiere estar situada en un lugares con temperaturas constantes -de entre 16 y 21 grados-, y que no es conveniente que reciba corrientes de aire. Si la planta se encuentra aclimatada al lugar, el nivel de luz no es de suprema importancia, aunque siempre son más aconsejables los lugares iluminados, sobre todo, en el periodo de floración. Y es que la Flor de Pascua no requiere mucha luz y aunque en otoño, invierno y primavera no importa el efecto del sol directo, en verano conviene evitarlo.

En cuanto al riego, conviene saber que al principio éste debe ser abundante pero cuidando que la tierra se haya secado siempre antes de volver a regar. Se debe aumentar la cantidad de agua al situarla en la nueva ubicación, durante el verano y en la floración. Otro de los cuidados esenciales si se quiere conservar su buen aspecto es evitar rociar con agua las hojas de color rojo para que no se produzcan manchas. Tras las fiestas navideñas se pueden trasplantar al jardín donde no reciban excesiva luz solar, pudiendo llegar hasta los cinco metros. Si se conservan en una maceta, su altura máxima se encuentra en torno a los 50 centímetros.

Imagen | edithbruck

En CentroMujer | Navidades 2009: El amigo invisible, una idea divertida de regalar por Navidad

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...