Trucos para redecorar el salón de forma fácil y rápida

Re-decorar cualquier estancia de la casa no siempre implica tener que comprar mobiliario nuevo. A veces, restaurar el que se tiene y cambiar las cosas de sitio puede lograr un efecto sorprendente. ¡Descúbrelo hoy!

salones

Ha comenzado ya un nuevo año y es muy probable que entre esa lista de cosas que tienes por hacer se encuentre la intención de cambiar tu casa, o al menos, buena parte de la decoración que la caracteriza. Si no quieres gastarte dinero, y vas a limitarte a darle un lavado de cara al salón, cambiando de sitio los muebles y añadiendo algunos accesorios, hoy pretendemos ayudarte. Así que si todavía no sabes por dónde empezar, los consejos que te mostramos a continuación serán de gran ayuda.

Uno de los cambios más habituales pasa por la colocación en otro lugar de los electrodomésticos y la electrónica que tienes en tu salón. También resulta habitual cambiar o añadir cortinas que ayuden a controlar la entrada de luz y la privacidad. Otra opción pasa por adornar las paredes con cuadros. Y las alfombras juegan un gran papel a la hora de generar nuevos ambientes sin cambiar prácticamente nada en tu casa. A veces, los cambios más pequeños sí que se notan y te sentirás más cómoda en tu casa.

Cosas que puedes hacer para re-decorar tu salón

Si lo que quieres es cambiar de sitio el televisor, tienes que darte cuenta que no todos los sitios son válidos. El mejor sitio es una pared donde no tengas ventanas, para evitar que la luz natural se refleje en tu televisor. Procura colocarlo siempre delante del sofá, pues es el lugar más cómodo para ti. Sino, tendrás que plantearte mover también estos muebles. El centro de la pantalla debe estar a la altura de tus ojos cuando estés sentada. La televisión emite una luz muy fuerte por eso no es aconsejable verla a oscuras, ni tampoco tener demasiada luz. Lo aconsejable es poner una lámpara de pie o de sobremesa con una pantalla de tela o papel para matizar la luz.

Si quieres cambiar las cortinas porque las que tienes ya están un poco viejas y gastadas, tienes dos opciones a elegir: unas nuevas cortinas o unos estores. Si pretendes ganar espacio opta por unos estores, pero si deseas ese toque de elegancia que caracteriza al estilo de decoración más clásico, pon unas cortinas que rastreen por el suelo, o incluso puedes combinar los dos y el salón se verá más amplio. En cuanto a las telas, trata de que sean vaporosas y que dejen pasar la luz. El color adecuado es aquel que se ajuste a los tonos de tu salón, pero yo te recomiendo el beige, pues combina con todo y dará al salón luminosidad y calidez.

Otra opción para cambiar tu casa sin tener que comprar nada, es reutilizar los cuadros que ya tienes. Sin gastar dinero en unos nuevos, una solución sencilla es que busques fotos familiares y crees una composición en la pared con marcos de distintos tamaños, e incluso los puedes combinar horizontales y verticales. Otra posibilidad es crear una simetría con marcos del mismo color y tamaño. Si las fotos tienen mucho color, es recomendable que los marcos sean de un tono claro.

La alfombra puede ser otra pieza clave a la hora de re-decorar tu salón. Sin embargo, es muy importante el color que elijas. Si los tonos son marrones o rojizos el salón se verá confortable, pero si tu salón es pequeño elige colores claros que darán amplitud aunque se ensucien más. El material a elegir puede ser lana o algodón que son más suaves, aunque también más costosas. Cuanto más largo sea el pelo de la alfombra más calidez aportará, pero también será más difícil de limpiar. El tamaño de la alfombra también es importante,lo mejor es que cubra todos los muebles como sofá, mesa de centro,…

La luminosidad del salón va a implicar un cambio importante a la hora de conseguir calidez en esa re-decoración de tu casa. Es mejor tener distintos puntos de luz y también lámparas de pie o sobremesa. Para leer coloca una lámpara detrás de la butaca y si puede ser que tenga un brazo extensible. Para ver la tele utiliza una lámpara de pie o de sobremesa a unos dos metros del televisor.

Cambiar el tapizado del sofá es otra fórmula para conseguir mejorar el aspecto de tu salón. Procura que todo lo que tienes en el salón: alfombra, cortinas, sofá, cojines,… tengan un color base en el mismo tono. Si el sofá es pequeño, elige colores claros y lisos para el tapizado y coloca cojines estampados. Ganarás luz y parecerá que ocupa menos espacio.
Si el salón es grande puedes poner una tapicería estampada, pero recuerda que un estampado grande adquiere mucho protagonismo.

Y con todos estos consejos para conseguir cambios en tu salón, seguro que ya sabes por dónde comenzar para conseguir un ambiente distinto en tu casa ¿O no?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...