Una mesa de Navidad para ser la perfecta anfitriona

Tras varios días de preparativos ya tenemos la Nochebuena y Navidad ahí y con ella llegan las cenas y comidas. Sin embargo hay que tener en cuenta unos pequeños consejos para ser la perfecta anfitriona.

mesa navidad

Cuando preparamos una cena o comida en estos días. Siempre pretendemos que los invitados, bien sean familiares o amigos, queden satisfechos con el resultado. Ahí entra todo el conjunto y tras varios días pensando en el menú, solo queremos que todo salga perfecto. Y para ello tenemos que poner atención en la mesa, porque no es válido ‘vestirla’ de cualquier modo. Estamos en Navidad, y la mesa tiene que ir adornada acorde con estas fechas.

Ante todo calma, no merece la pena estresarse ni perder el control porque así no disfrutarás del proceso. Y si tienes que pedir ayuda, para las últimas horas con los preparativos, evitarás entrar en crisis o estrés navideño.

Las comidas una vez elegido el menú, no tienen porqué ser copiosas. Tenemos que tener en cuenta que en estos días se come y cena en exceso y la moda de cocinar infinidad de platos ya no se lleva. Además, no por poner más menús quedarás mejor, llegará un punto que los últimos platos apenas se degusten por la saturación de los primeros.

Y llegas el momento de decorar la mesa, y así te quede una buena mesa de Navidad. Si tienes una mesa amplia puedes poner un centro de mesa con flores pequeñas muy acorde con la Navidad y unas de velas a cada extremo, bien sean rojas, plateadas o doradas. Hay que evitar cargarla en exceso porque corremos el riesgo de no tener sitio para los platos, copas y toda la vajilla. Si cuentas con una mesa auxiliar, será estupendo para poner las bebidas y las bandejas.

En cuanto a la vajilla, cada vez se va perdiendo la costumbre de tener una vajilla ‘especial’ para estos días de fiesta como hacían nuestras madres y abuelas. Pero si la tienes es el momento de quitarle el polvo y darle uso. Porque lo que sí hay que evitar es poner platos y vasos de papel, por mucho que las tiendas estén llenos de ellos y sea muy decorativos. No es correcto que a tus invitados les sirvas el cava en un vaso de plástico o el asado en un plato de papel. Eso no es ser una perfecta anfitriona.

Y si tienes niños a la hora de sentarse mejor en los extremos porque no terminarán sentados toda la cena. O por el contrario una buena práctica es ponerles una mesa a ellos a parte. Se lo pasarán mejor y tendrán su propia fiesta.

En estas reuniones lo más importante es sentirse a gusto, disfrutar de todo el proceso de preparación, hacerlo con mucho cariño y disfrutar de una velada agradable con los tuyos. Así, conseguirás ser la perfecta anfitriona.

Imagen |  JesusAbizanda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...