5 mitos del orgasmo femenino

Hoy en día, la satisfacción sexual de la mujer es un importante campo de estudio. La pareja suele invertir una gran cantidad de tiempo tratando de mejorar su experiencia al máximo, sin embargo, es posible que este esfuerzo esté encaminado hacia una meta basada en un mito, por lo que conozcamos los cinco más frecuentes.

Hoy en día, la satisfacción sexual de la mujer es un importante campo de estudio. La pareja suele invertir una gran cantidad de tiempo tratando de mejorar su experiencia al máximo, sin embargo, es posible que este esfuerzo esté encaminado hacia una meta basada en un mito ya que hay mucha información falsa que circula por las redes.

El orgasmo femenino está plagado de mitos

Todas las mujeres quieren un orgasmo en el punto G. Dicho en términos sencillos, esto es absolutamente falso. Para muchas mujeres, tener el punto G estimulado (incluso correctamente) resulta de lo más incómodo. Puede provocar la sensación de ganas de orinar urgentemente. También puede causarle dolor. De esta forma, hay muchas mujeres a las que les gusta tener estimulada esa zona y muchas a las que no.

Las mujeres necesitan un socio cualificado para lograr el orgasmo. Muchos hombres se enorgullecen de su capacidad para provocar un orgasmo en una mujer, pero la responsabilidad final la tiene ella. Es perfectamente normal que una mujer tenga dificultades para lograr un orgasmo vaginal o no, pero ella puede alcanzar un orgasmo fabuloso aunque su amante sea virgen o tenga poca experiencia.

Las mujeres necesitan el orgasmo para divertirse. Este mito no podría estar más lejos de la verdad. El sexo sienta bien aunque no se tenga un orgasmo, y cuando se combina con el nivel adecuado de intimidad la experiencia puede provocar una inmensa satisfacción. Muchas mujeres prefieren los juegos previos al sexo propiamente dicho, ya que para ellas, los besos, abrazos o caricias pueden ser más satisfactorios que cualquier otra cosa.

Los orgasmos vaginales son mejores que los del clítoris. Este mito es como si comparamos manzanas con naranjas. Ambos son igual de encantadores y satisfactorios para ellas, sin embargo, los orgasmos vaginales se dan con mucha menos frecuencia. Los orgasmos de clítoris son maravillosos y no tienen absolutamente nada que envidiar a los vaginales.

Las mujeres no pueden eyacular. Cualquier persona que aún crea en este mito es que no ha visto una buena película porno. Las mujeres pueden eyacular perfectamente, incluso con más fuerza y volumen que los hombres. Se sabe que las mujeres eyaculan a través de la uretra, al igual que los hombres y contiene las mismas sustancias que la eyaculación masculina, la cual se produce en la “próstata femenina” (un órgano similar a la próstata masculina pero de menor tamaño).

Fuente: Cosmopolitan
Imagen: f_mafra en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...