¿A favor o en contra de la depilación masculina?

La depilación no es, ni mucho menos, un terreno acotado a las mujeres. Muchos son los hombres que se prestan a depilar las zonas más conflictivas de su cuerpo. Desde los glúteos hasta la espalda, piernas, ingles, espalda, etc. Se trata cada vez menos de una moda y más de una necesidad cultural. El repudio a los pelos ha llegado hasta el punto de encontrar fórmulas perennes de acabar con el vello corporal.

La estética del cuerpo es importante, también para ellos.

La pregunta que planteamos está destinada tanto a ellos como a ellas. ¿Eres de las que piensan que, el hombre, cuanto más oso más hermoso? ¿O crees que una buena depilación realza los atributos de tu chico? En cuanto a vosotros ¿sabéis en qué consiste realmente la depilación masculina? ¿Crees que todavía es un tabú? Muchas mujeres y hombres se depilan asiduamente y ya no conciben su cuerpo con restos de pelos. Hay quien atribuye un estatuto mucho más erotizante a aquellos cuerpos lisos y liberados de intrusos en forma de vello. Sin embargo, la cantidad de hombres que acuden a los centros de estética sigue siendo mucho menor respecto al número de mujeres. Sin embargo, esta tendencia está empezando a cambiar a pasos de gigante.

Existen varios métodos depilatorios, no te lo vamos a descubrir hoy aquí: cera, cremas, cuchilla o láser. Pero algo que todavía sigue siendo

Hay quien no se depila por motivos estéticos, sino deportivos

delicado es aquello que alude a la depilación genital masculina. El coger unas tijeras y podar las partes más íntimas de la anatomía masculina ya no es tan extraño hoy en día, y no consideramos que un hombre pierda su esencia porque de repente aparezca menos peludo que antes. Ellos también han ido tomando conciencia de las virtudes y defectos de su cuerpo, por eso cada vez lo cuidan más. Los pelos en la espalda, cuello y trasero que antes eran tolerables, ahora son preocupantes y culturalmente antiestéticos.

El hecho de que desde los altos reinos dictatoriales de la moda y la belleza se imponga a las mujeres la quasi perfección corporal ha salpicado a muchos hombres. Si ellas se cuidan tanto, es evidente que esperan una respuesta de sus camaradas del sexo opuesto. El borrar toda evidencia ruborizante en forma de pelo no iba a ser terreno exclusivamente femenino. Si te gusta que tu chica vaya siempre bien depilada, ella no iba a ser menos: espalda, hombros, pecho y abdomen, hasta las piernas, pasando por las axilas, ingles o glúteos. Aquí no valen las medias tintas, o los dos depilados, o ninguno.

La dictadura de los cuerpos perfectos.

Bromas aparte, la depilación es una obligación estética de carácter cultural pero también industrial. Cada día nos agobian más para tratar de vendernos productos y tratamientos que acaben con el mal del pelo. Es lo que tiene la sociedad capitalista, que nos crea necesidades nuevas que van cada vez más lejos con tal de gastarnos los céntimos en quitarlos el pelo del cuerpo, por ejemplo. Este problema es más duro para ellas que para ellos, aunque la carrera por la perfección física va equilibrándose. Si has decidido que te vas a depilar porque te resulta mucho más erótico en tus relaciones sexuales, adelante. Pero no te crees falsas obligaciones cuando no las necesitas. Cuestan mucho dinero.

Hombre paseando por la playa por Sam Llic en Flickr

Ciclista por eisenbahner en Flickr

Brazos por Victor Bezrukov en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...