A mi pareja, le gusta demasiado la pornografía

Es común que los hombres, en alguna etapa de su vida, disfruten de la pornografía como una forma de descubrimiento y como curiosidad.
El problema se plantea cuando prolongan esta costumbre, aún estando en pareja, ya que en general las mujeres no entienden este comportamiento y se sienten incómodas con esta actitud de sus parejas.
En este post, trataremos el tema del consumo de pornografía en los hombres como para entender de que se trata este hábito.

A veces, mirar pornografía en pareja puede enriquecer la relación

A veces, mirar pornografía en pareja puede enriquecer la relación

Seguramente te ha pasado de pillar alguna vez a tu chico, mirando a escondidas, alguna película porno, o le has descubierto en su computadora, videos o direcciones de páginas web de contenido pornográfico.

O quizá, en el mejor de los casos, directamente en más de una oportunidad, te ha propuesto que vean alguna película condicionada juntos.

Ver una película porno junto a tu pareja, puede llegar a ser muy excitante y enriquecedor para la relación, pero sólo en el caso de que ambos lo disfruten y estén de acuerdo con ello.

El problema ocurre, cuando a ti, estas situaciones te resultan bochornosas, te hacen sentir incómoda o te llevan a plantearte preguntas como ¿por qué lo hace?; ¿ será normal que lo haga?; ¿lo hace porque nuestra relación no le resulta tan gratificante?, y otros cientos de cuestionamientos que se pueden llegar a cruzar por tu mente.


Lo ideal en este caso, es que ambos se sienten a conversar al respecto, y antes de tejer todo tipo de conjeturas, le preguntes a él, porque lo hace y por tu parte, exprésale tus sentimientos.

De esta manera, podrás despejar tus dudas y evitarás hacerte una idea errónea sobre el comportamiento que tiene tu chico.

La realidad es que todos los hombres, algunos más, otros menos, en algún momento de sus vidas, han disfrutado de material pornográfico y éste les ha servido para explorar su sexualidad, sobre todo en la adolescencia. En la mayoría, este hábito, se ha iba perdiendo, cuando formaban una pareja estable.

No obstante, algunos, conservan esta costumbre, que molesta o representan motivo de conflicto con sus parejas, planteándose un problema cuando ésta es la única forma que tiene tu chico de excitarse, o cuando tú te sientes mal con su actitud.

En este caso, quizá tengan que recurrir a la ayuda de un terapeuta, para hablar al respecto y encontrar una solución.

Los mayores consumidores de pornografía, son los hombres

Los mayores consumidores de pornografía, son los hombres

El psicoterapeuta húngaro Péter Szil, tiene una teoría bastante interesante al respecto, afirmando que “la pornografía no es educación sexual, ni refleja las ganas sexuales de los hombres, sino un material a través del cual los hombres aprenden el rol masculino. Las personas que han formado su identidad sexual con la ayuda de la pornografía y por eso no han aprendido la diferencia entre fantasía y realidad, tienen que volver forzosamente a la pornografía para reafirmarse en esa identidad. Por eso muchos hombres viven una vida doble: en el mundo de las fantasías pornográficas y en una relación personal con una mujer”.

Si bien es más común en los hombres, vale la pena aclarar, que hay mujeres que también disfrutan mucho viendo pornografía, así que no carguemos todas las tintas en contra de ellos!

En general, la pornografía no tiene nada de malo si esto no genera un conflicto en la persona que la consume o con su entorno.

¿Qué opinas tú al respecto? Quizá los hombres quieran darnos su punto de vista. ¡Gustosamente los escucharemos!

Foto 1 de sarkanylatvany en Flickr
Foto 2 de Antonio Navas en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...