¿Admitimos nuestras relaciones ante aventuras o rollos de fin de semana?

Reconocer que se tiene pareja ante alguien que sabemos es solo un rollo pasajero no suele ser lo más habitual. De hecho, en la mayor parte de los casos, los infieles se cuidan de dar demasiados detalles acerca de la relación seria que mantienen.

pareja

Lo cierto es que ser infiel puede estar más o menos aceptado culturalmente, pero salvo los casos de parejas abiertas en las que el consentimiento es mutuo, no está bien visto por aquella persona con la que compartimos la relación y por lo general, los cuernos provocan grandes crisis en ellas. Sin embargo, eso no supone que dejemos de ser infieles, y según las últimas estadísticas, cada vez más en ese terreno, nos acercamos en cuanto a hábitos hombres y mujeres. Pero de otro tipo de estadísticas es de lo que te queremos hablar hoy, concretamente de aquellas que tienen que ver con confesarle al tercero en discordia la existencia de esa otra relación formal. Y la respuesta nos la encontramos en el último estudio realizado por Victoria Milan.

La verdad es que a los infieles, al menos a aquellos que lo son a través de esta página de contactos extramaritales, no parece causarles demasiada gracia eso de confesar su otra vida paralela. De hecho, para la mayoría de los encuestados, supone un problema real el hecho de tener que recordar su otra vida cuando están con ésta persona. Para más del 50% de los que han participado en el estudio, la relación queda oculta en la primera de esas citas. Es decir, engañan al otro, o al menos le omiten información sobre su otra pareja. Aunque en este caso, teniendo en cuenta que la web que ha realizado el estudio se plantea como público principal a aquellos que ya están casados, creo que tampoco debería sorprender en exceso a nadie.

Pero no solamente la cosa se queda en el primer día. Pese a que hay aventuras y rollos que no van más allá de una noche, los que sí pasan esa barrera, acaban por suponer aún un problema hasta la segunda, tercera o incluso cuarta cita. A partir de esta última es cuando aquellos que son infieles confiesan su situación. En la mayoría de los casos porque ya no hay manera de mantener el tema oculto, o porque la otra persona se está haciendo muchas ilusiones respecto al futuro que podrían tener todos estos encuentros. La verdad, tiene lógica ocultar algo como esto a la pareja con la que se está, pero ¿la tiene respecto al tercero? ¿No es una forma de engañar y dar lugar a malentendidos sin necesidad alguna? Yo sinceramente, creo que la verdad por delante en todos los casos, puede salvarnos de muchos apuros. ¿Qué opinas tú de las conclusiones sobre infidelidad de este estudio?

Imagen: José Manuel Ríos Valiente

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...