Depilación masculina, una tendencia en alza

En este artículo, comentaremos sobre la tendencia creciente de la depilación masculina.
Analizaremos por qué los hombres la utilizan y también que nos pasa a las mujeres al ver a un hombre depilado.
Además te brindamos algunas técnicas para depilarte tú mismo.

La depilación también es cosa de hombres

La depilación también es cosa de hombres

La depilación masculina, es una costumbre que crece, y más allá que ciertos hombres necesitan por sus trabajos o profesiones estar depilados, muchos también lo hacen por una cuestión estética y para seducir más.

Aunque a algunas mujeres, les guste más el hombre al natural, a otras en cambio, sí les seduce la idea de estar con un hombre totalmente depilado, sobre todo en sus zonas íntimas.

Lo cierto es que la depilación en el hombre, es una tendencia que crece, tanto que la mismísima empresa Gilette, marca líder en afeitadoras, ha sacado un video-tutorial, en donde de manera muy sencilla e ilustrativa, da los pasos para una afeitada perfecta de los genitales, mediante la rasuradota o cuchilla.

Decíamos que no sólo el vello del pecho, de las piernas y de las axilas, es el que los hombres ahora se quitan, sino también el de sus genitales.

Si bien los especialistas dicen que este vello es protector, y no aconsejan quitarlo, lo cierto es que la eliminación de este brinda una mayor comodidad y facilita de algún modo la higiene íntima, además de otorgar una estética renovada.

Muchos salones de belleza, ofrecen este servicio, pero si eres de los tímidos que jamás se animarían a ingresar a uno, aquí te dejo algunas alternativas, para que tú mismo puedas realizarte la depilación.

Lo primero que hay que debes tener en cuenta, es que se trata de una zona muy sensible y que el vello del varón por lo general es más grueso y espeso que el de la mujer, por lo que tendrás que hacerlo con mucho cuidado y suavidad.

Depilación con cuchilla: es la más utilizada. Se aconseja primero recortar el vello con tijeras, para que sea más sencillo luego la afeitada.

Prestar especial atención a la zona de los testículos, ya que la piel de éstos es más fina y más proclive a los cortes.

Aplica abundante espuma de afeitar y pasa la cuchilla suavemente estirando ligeramente la piel para que esté lo más llana posible.

No olvides de aplicarte luego un alter shave, eso sí, sin alcohol.

Ten en cuenta que utilizando esta técnica, sobre todo si es la primera vez, los vello te nacerán puntiagudos, por lo que los días posteriores al rasurado, puede llegar a picarte o molestarte un poco.

Depilación con maquinilla eléctrica: Si bien no te quedará la piel totalmente libre de vello, es una buena alternativa y te podrás dejar la zona genital bien recortada y prolija, sobre todo si no te animas a probar los otros métodos de depilación.

Depilación con cera: es el que deja la piel más suave y libre de vello por más tiempo, pero también, la más dolorosa, ya que estamos hablando de zonas muy sensibles sobre todo al calor y a los tirones.

Depilación definitiva con láser: sin dudas es la mejor opción, pero claro para esto deberás acudir a un centro especializado y gastarte algún dinerillo, pero definitivamente te olvidarás del vello, aunque debo aclararte que también es bastante dolorosa, pero bueno, ¿estamos hablando de hombres no es cierto?

¿Te animarías a depilarte?, ¿ya lo has hecho y nos quieres contar tu experiencia?

Foto: hombre de Graham Crumb en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...