El porno puede provocar “empacho sexual” a los jóvenes

La anorexia que todos conocemos relacionada con la nutrición y la percepción estética, además de una de las enfermedades físicas y psicológicas más extendidas entre la juventud occidental, parece que tiene su reverso sexual. Y es que con estos términos se identifica ahora un posible desorden entre los jóvenes de hoy en día, causado principalmente por las frenéticas y excesivas rutinas que Internet y la sociedad del conocimiento ha impuesto en todos los niveles. Salvando las muchas distancias que hay entre ambos problemas, dónde una provoca el rechazo sistemático de la comida, la otra fomenta el rechazo del sexo. El resultado son jóvenes desnutridos sexualmente, sin apetito para practicar relaciones íntimas plenas y satisfactorias.

Consumir según qué contenidos adultos en exceso cuando se es jóven puede llevar a la apatía sexual

¿Cual es el causante de tal desafortunado despropósito? Pues parece ser que la explicación más plausible se encuentra ene la industria del porno y el fácil acceso que tiene todo el mundo hoy en día, gracias a la Red, de contenidos sexuales explícitos de todo tipo. Al menos eso es lo que afirma Carlo Foresta, director de la Sociedad de Medicina Sexual y de Andrología Italiana (SIAM), con un estudio que revela que el exceso de estímulos audiovisuales y gráficos sobre sexo perjudica la sana maduración sexual de los jóvenes. Según parece, que un chico desayune viendo un gracioso vídeo en Youtube dónde se muestran los pechos de una mujer, coma con un disco de fondo cuya portada está marcada con el distintivo «Parental advisory: Explicit Content» y cene navegando por páginas dedicadas a adultos pero al alcance de un click desde Google, puede provocar que se canse del sexo incluso antes de empezar a practicarlo.

Según unas declaraciones de Foresta recogidas por el diario La Razón, «la sexualidad por Internet es agresiva y estas experiencias desvían la maduración gradual e instintiva sexual y llevan a considerar menos interesantes las prácticas normales». Según los especialistas, la pérdida de deseo viene provocada por la repetición y la pasividad. Y es que en la vida real, las experiencias de las películas son difíciles de alcanzar, y eso es lo que determina un deseo cada vez más pobre.

En un estudio realizado por el equipo del investigador italiano con alrededor de 3.000 hombres, la mayoría de ellos afirmó haber comenzado a consumir este tipo de cine con tan sólo 14 años, y mostraron los primeros síntomas de la supuesta «anorexia sexual» alrededor de los 25. El científico cree que estos datos evolutivos «no van acorde al desarrollo psicológico e intelectual del joven. Su cerebro no está lo suficientemente desarrollado y estas películas representan una sexualidad cruel y muy fuerte, alejada de la afectividad y el erotismo».

Además de los problemas psicológicos que puede causar esta práctica abusiva en los jóvenes, también se han diagnosticado ciertos riesgos fisiológicos importantes relacionados con la erección. Aún así, Foresta puntualiza que la disfunción eréctil no está íntimamente asociada con este tipo de actividades.

De cualquier manera, los estudios de Foresta representan solo una postura en esta cuestión, ya que otros expertos aseguran que no existen tales efectos nocivos para la salud del joven. Así se pronuncia el psicólogo y profesor de neurociencia en la Universidad del Sur de California, Irving Biederman: «Hace algunos años la llamada “Meese Commission” (bajo el antiguo ministro de Justicia estadounidense Meese) buscó evidencias de que la pornografía era dañina. Pero, a pesar de la tendencia antiporno extrema, fueron incapaces de encontrar pruebas».

La conclusión a la que se puede llegar de forma general es que los hombres usan la pornografía para su despertar sexual, lo cuál repercutiría en un efecto beneficioso sobre su maduración, sin llevar a conductas de agresividad sexual o atentados contra la moral colectiva.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...