El sexo en el matrimonio: sácale partido

Tras la boda, la mayoría cree que la intensidad de sus vidas sexuales desaparecerá. Algunos incluso temen no volver a tener buen sexo después del enlace. Sin embargo, esto no tiene porqué ser así; el matrimonio no necesariamente significa “muerte al sexo”, pero sí es verdad que habrá que ponerle ganas por parte de los dos para mantenerlo activo a medida que pasan los años.

Tras la boda, la mayoría cree que la intensidad de sus vidas sexuales desaparecerá. Algunos incluso temen no volver a tener buen sexo después del enlace. Sin embargo, esto no tiene porqué ser así; el matrimonio no necesariamente significa “muerte al sexo”, pero sí es verdad que habrá que ponerle ganas por parte de los dos para mantenerlo activo a medida que pasan los años. Aquí van algunas sugerencias para avivar el sexo en un matrimonio.

Despertemos la pasión en el matrimonio

Habrá veces en su matrimonio cuando la casa, la familia, los niños, los amigos, las aficiones y otras tareas ocupen su vida e influyan en su relación de pareja. Habrá períodos en los que no haya ninguna comunicación o ningún tipo conexión con la otra persona. Cuando experimente estos altibajos, no deje que el sexo se esfume. Use el tiempo que tienen juntos, puesto que si ya nota que su matrimonio se derrumba, caerá aún más si no se unen sexualmente. En vez de abandonar sus actividades sexuales ante el primer signo de problema, use el sexo para regresar al campo de batalla.

Deje de mirarla como su esposa.
Sí, ella es el amor de su vida. Es la madre de sus niños (si los tiene) y una diosa doméstica que controla su casa y su familia mientras avanza en su carrera. Para que sus relaciones sexuales sean más satisfactorias, aparque a un lado a la adorable esposa de su hogar y permita a su imaginación desmadrarse; piense en ella como una mujer caliente y anímela a jugar a ser pervertidos. La clave en la atracción intensa y duradera está en dejar atrás por un momento el papel de marido y mujer.

Coloque el cartel en su dormitorio: “Zona prohibida para niños”.
Para mejorar su vida sexual, se requiere que olvide su vida diaria y que se enfoque en su pareja. Si son padres, designe algún espacio en su casa para actividades únicamente para adultos. Piense en hacer de su dormitorio una zona prohibida para niños. Si los niños saben que el espacio de los papás tiene unos límites, tendrán el tiempo suficiente y el lugar para hacerlo todo suyo. Se convertirá en una especie de cárcel de amor, donde darle rienda suelta a la pasión.

Nada de pijamas.
Es un hecho conocido que tanto hombres, como mujeres, sientan que todo vale tras casarse. Lamentablemente, esto crea complicaciones en su vida sexual. Si deja de esforzarse para parecerle atractivo a su pareja, ésta podría perder el interés. Conserve esa intimidad manteniendo ciertas miradas. Esto supone: fuera cualquier tipo pijama de franela que le cubre de pies a cabeza en la cama. Deslícese debajo de las sábanas con la ropa de dormir más sexy que tenga, como una camiseta en la que le guste acurrucarse, o con sus boxeadores favoritos, o con nada en absoluto, es una opción perfecta.

Las ventajas del sexo en pareja son bastantes.
No pasemos por alto que la ventaja principal de tener sexo en una relación estable es la total y absoluta confianza en su compañero y el no tener miedo de compartir todos los aspectos de su sexualidad. Saque sus fantasías del armario, empuje sus fronteras y cree el entorno perfecto para seguir explorando el sexo con la persona con la que planifica envejecer.

Imagen: Mundo Candle en Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...