Errores más habituales en las primeras citas en pareja

Aunque todo depende del feeling que tengamos con la persona que estamos conociendo, hay ciertos temas personales que es preferible evitar en las primeras citas, al menos si no queremos espantarle por los serios que parecen.

cita pareja

Probablemente cuando hablamos de tener una cita, dependiendo de nuestra situación amorosa anterior, de cómo hayamos vivido otras relaciones, y también de nuestra propia personalidad, estaremos más abiertos a dejarnos llevar de nuevo, o más reacios a empezar una nueva aventura amorosa que no sabemos hasta dónde llegará. Sin embargo, aunque el tiempo pone a cada cual en el sitio que le corresponde, la realidad es que muchos se obsesionan con la idea de tener pareja de nuevo y a veces se precipitan en lo que sienten y en lo que hacen en los primeros encuentros. Y aunque no existe un manual sobre cómo comportarse, y creo que el feeling que se despierta en esa nueva relación va a marcar los pasos a seguir, hay ciertas cosas que es mejor dejar para luego. En caso de que haya un luego. Y de ellas hablamos hoy con errores más habituales en las primeras citas en pareja.

  • Querer contarlo todo: la magia de no saber, de esperar qué ocurrirá al día siguiente y de que vayas poco a poco dejando a la otra persona entrar en tu vida es importante para mantener el interés. Si te apresuras a querer que el otro lo sepa todo de ti, pueden pasar varias cosas. La primera que se asuste y se vaya antes de tiempo. La segunda que pierda el interés. La tercera, que mantenga tu mismo ritmo y responda de igual manera. Pero mejor, no arriesgarse.
  • Convertirte en una pegajosa: a los hombres y a las mujeres nos gusta tener nuestro propio espacio. Sobre todo cuando estamos conociendo a alguien. Que ese alguien, aún antes de ser nada, pretende ser tan pegajoso que nos acabe por resultar pesado y poder despegarlo se convierte en una tarea a realizar, acabaremos por conseguir en las primeras citas las definitivas para un adiós anticipado. Así que con esto también se debe tener cuidado. Aunque no se debe confundir esto con ser cariñoso. Son cosas bien distintas.
  • Control y normas: aunque sé que hay quién no sabe vivir sin ello, lo espontáneo, lo que no sabemos cómo terminará y sobre todo el dejarse llevar es lo mejor cuando uno está conociendo a otra persona. Lo contrario, empezar a imponer normas, y querer tener el control de la situación y de la otra persona no solo es una pésima idea para primeras citas, sino para una relación que llegue a cuajar. Solo se consigue alejas a la persona que queremos.

Imagen: Carou

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...