Fisting

En este post, hablaremos de una de las tantas prácticas extremas, hoy hablaremos de fisting.
El fisting, consiste en introducir en forma total o parcial, la mano, el brazo o el puño, en el ano o vagina de la pareja.
Una práctica que debe realizarse con mucha precaución, ya que conlleva algunos riesgos.
En este post, te explicaremos todo lo que debes conocer del fisting y como iniciarte en esta práctica extrema.

Brazo para practicar fisting

Brazo para practicar fisting

A medida que vamos adentrándonos en diferentes temas sexuales, seguramente en más de una oportunidad te hayas sorprendido de la gran variedad de prácticas sexuales que existen, y hasta te hayas sentido tentado en ponerlas en práctica.

Esta, no será la excepción, si es que ya no las has experimentado.

Hoy hablaremos del fisting, práctica sexual, que consiste en la introducción parcial o total de la mano o el puño, dentro del ano o la vagina de la persona con quien se está teniendo sexo.

Una práctica que se la considera extrema, ya que es necesario tener algunas precauciones al momento de realizarla, para no causar ningún daño.

Una variante del fisting y aún más extremo es la práctica conocida como braquioprosis, que consiste en introducir todo el brazo en el ano de la pareja.

El placer reside en la dilatación de los músculos de la zona en que se decida practicar el fisting.


En las tiendas eróticas o sex shops, se pueden adquirir juguetes, con la forma de un brazo o puño, que han sido desarrolladas para tal fin. Como los brazos y manos realísticas, fabricadas en vinilo.

No obstante, es común que se use la propia mano, adoptando diferentes formas, según el grado de dificultad que se pretenda tener en este juego sexual extremo.

Así por ejemplo, está el silent duck, en donde la posición de la mano, parece el pico de un pato, es decir juntando los extremos de los dedos, también está el doble fist, en donde las manos se juntan palma contra palma, como si se fuera a rezar pero en forma horizontal;  y por último, la que se conoce con el puño en forma de letra T del alfabeto americano, aquella en la que se coloca el pulgar entre los dedos índice y medio.

Como les he comentado anteriormente, se deben tomar algunas precauciones al momento de practicar fisting, aquí te doy algunas recomendaciones.

Lo primero que tienes que tener en cuenta, es la higiene de la mano, para no llevar gérmenes a la vagina o el ano.

Puño en forma de T, una de las posiciones para practicar fisting

Puño en forma de T, una de las posiciones para practicar fisting

El otro detalle que hay que cuidar, es el tema de las uñas, estas deben estar bien cortas y limadas, para no producir ningún rasguño o lastimadura daño en la delicada piel de la zona, en lo posible, se debe utilizar guantes de látex.

Utilizar necesariamente un lubricante en base acuosa, tanto para la mano como para la zona que va a ser penetrada.

Cabe destacar que el fisting se debe practicar de mutuo acuerdo, justamente por lo riesgoso, ya que si la persona que adopta el rol pasivo, no se encuentra bien dispuesta y relajada, se va a encontrar más expuesta a sentir mucho dolor, más allá de los inconvenientes orgánicos que la práctica mal realizada, le puede llegar a ocasionar.

Como podrán ver, es un juego sexual sólo para entendidos y si se quiere para arriesgados. ¿Te atreverías a practicar fisting? ¿Ya lo has hecho y nos quieres contar tu experiencia?

Foto 1: Tienda Erótica Educasexo
Foto 2: Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...