Juguetes sexuales femeninos, ¿con cuál te quedas?

Los juguetes sexuales pueden incrementar tanto el placer individual como el de a pareja.

Al igual que los hombres, las mujeres también disponemos de un amplio abanico de posibilidades en cuanto a juguetes sexuales se refiere. Podemos usarlos tanto de forma individual como en pareja, una buena forma de salir de la posible rutina sexual en la que hayamos entrado, combatir el aburrimiento y elevar a su máxima potencia el placer. Son muchas, y cada vez más, las mujeres que utilizan estos juguetitos para estimular su vida sexual; de hecho, tenemos ejemplos ficticios pero importantes en el mundo del cine y la televisión y sino ¡que se lo pregunten a nuestras chicas de Sexo en Nueva York!

Una flor puede convertirse en el mejor de los estimuladores

Estos son algunos de los juguetes más utilizados:
-Dentro de los aparatos con forma fálica tenemos los vibradores y los consoladores, ¿La principal diferencia? Su vibración, ya que mientras los primeros tienen un movimiento automático (graduable en muchas ocasiones) los segundos son totalmente manuales, por lo que puedes utilizarlos a tu ritmo. Tanto unos como otros podemos encontrarlos en diferentes tamaños y colores; de la misma forma que de diferentes materiales: gelatinosos, metálicos, de goma dura o plástico.

Dentro de los juguetes sin forma fálica encontramos diferentes opciones:
Huevos vibradores: como su nombre indica tienen forma de huevo y una enorme capacidad para vibrar, podemos encontrarlos con mando inalámbrico para regular su potencia.
Bolas chinas: las tradicionales. Proporcionan placer a la vez que sensibilizan, lubrican y nos ayudan a ejercitar un mayor control de la zona pélvica.
Plumas: estos sencillos objetos sirven para acariciar con suavidad el cuerpo de la pareja. Si crees que no surten efecto o que no son lo suficientemente excitantes, picha en este enlace, aunque el vídeo no tiene muy buena calidad podrás apreciar su efecto.
Aceites y chocolate: fantásticos para extender sobre el cuerpo de tu pareja con un masaje muy sensual.
Anillos vibratorios: se colocan en el pene, se ponen en marcha a través de un mando o botón y estimulan a la vez en pene y el clítoris.
Sensibilizadores: Cremas que se aplican en la zona del clítoris o los pezones que, al ser dilatantes, aumentan el placer.

Ya ves como la variedad es amplia, sólo tienes que elegir el que más te guste. Puedes comprarlos tanto entiendas especializadas como en los TupperSex, unas reuniones muy divertidas en las un o una profesional os expondrá todos los juguetes que hay en el mercado y os enseñará como funcionan, quizá viéndolos en funcionamiento tu elección será más fácil.

Foto: Película 40 días y 40 noches

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...