La cena de Navidad puede perjudicar el desempeño sexual masculino

Los expertos indican que hay que tener especial cuidado en las fiestas ya que los grandes banquetes luego pueden pasar factura disminuyendo el rendimiento sexual de los hombres.

Cena de Navidad

Las fiestas siempre acarrean más eventos de lo esperado, cenas de navidad con amigos, con los jefes y compañeros de empres, con la familia, todas con opulentas y báquicas mesas, mucho brindis y buen vino. Expertos de Boston Medical Group en alianza mundial de clínicas especializadas en el tratamiento de disfunciones masculinas en nivel sexual afirman que la ingesta excedida de alcohol y una dieta desbalanceada y saturada en grasas nos pueden dejar sin lugar a dudas un mal recuerdo de las fiestas ya que los hábitos alimenticios suben increíblemente el riesgo de sufrir de disfunción eréctil.

Pese a que el riesgo de tener este tipo de disfunciones se incrementa con los años, más del 60% de los hombres de 18 a 40 años que tienen problemas de erección se debe al abuso de bebidas alcohólicas. El hábito se inicializa durante las fiestas en las que el consumo y el brindis son más que justificados pero no se tiene en cuenta los problemas que lleva esto a nuestro organismo.

Se le suma al alcohol las grasas y la ingesta de alimentos en cantidad, durante cenas festivas se come hasta el doble que en una cena normal, en este tipo de atracones las repercusiones a nivel circulatorio son inminentes. Mientras que una comida normal tiene entre 600 y 800 calorías una cena navideña llega a las 2000 kcalorías o más ya que entre los embutidos de entrada, los canapés y snacks fritos ya se superan las 500 Kcal, el plato principal cuenta con una carne y su guarnición que si se come una sola vez llega a las 600 Kcal, se le suman las bebidas que entre vino y Champagne superan las 400 Kcal y finaliza con dulces y postres como el turrón, el bombón y los polvorones superando también las 400 Kcal.

Solo en españa más de 1 millón y medio de hombres sufren de disfunción eréctil, y las posibilidades de padecerla se incrementan con la edad y aunque no sea consecuencia inevitable al envejecer los hábitos de vida como el tabaco y el alcohol predisponen al organismo a tener este tipo de problemas. Según José Molina, director de BMG:

«se puede prevenir la aparición de la disfunción eréctil adoptando unos hábitos de vida saludables desde la juventud o modificando los que sean incorrectos».

Es necesario seguir una dieta equilibrada y sana, sobretodo variada y sin excesos de ningún tipo para poder ayudar al cuerpo a mantener un sistema circulatorio saludable para mantener a raya cualquier disfunción erectil, asimismo apenas se llega a tener algún síntoma no hay que dudar en hablar con un especialista, ya que hay tratamientos 100% efectivos para volver a tener funciones sexuales normales y disfrutar de las fiestas como siempre.

Fuente: El semanal digital
Foto: Jacob Davies

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...