La fertilidad masculina

Infertilidad”. Ya solamente escuchar la palabra y parece que se trata de un tema de mujeres, ¿verdad? Bien, esto no es así ya que la infertilidad es un problema de pareja y, según un artículo reciente del Wall Street Journal, solo se habla se este tema si el final de la historia es positiva.

¿Cuánto sabemos sobre la fertilidad masculina?

Infertilidad es un problema tanto para el hombre como para la mujer. Mientras que las causas de los problemas de fertilidad de las mujeres se debe a perder la oportunidad (durante 30 años se producen unas 400 ovulaciones donde muchas cosas pueden ir mal), los problemas del hombre pueden ser duraderos o ser provocados por un estilo de vida inadecuado.

Durante los últimos 50 años, la fertilidad del hombre ha descendido y en estos momentos, tiene la mitad de la vitalidad que tenía un hombre que vivió en los 60. Y el descenso continúa en 2% cada año.

Generalmente, los doctores explican que cuando una pareja es infértil, en un tercio de las veces es un problema de la mujer, el otro tercio es un problema del cuerpo del hombre y el tercio restante puede ser de uno o de otro. Según un estudio inglés realizado a 708 parejas, el problema más común de infertilidad era por defectos en el esperma.
Pero, ¿qué es lo que está perjudicando a los espermas? La vida.

Las causas de la infertilidad masculina pueden ser genéticos pero también pueden estar relacionado al estilo de vida. Por ello aquí os explicamos algunos “enemigos” de los espermas:

  • Desarreglos genéticos: una mutación genética que reduce los carbohidratos alrededor del esperma reduce también su movilidad. Cuando el hombre hereda esta mutación por la madre y el padre, los problemas son los más graves.
  • Obesidad: no estar sano afecta a todas las células de tu cuerpo.
  • Trabajo: pintores, albañiles, conductores, soldadores y algunos trabajos de oficina pueden reducir el número de espermas debido a las temperaturas altas que sufre el escroto durante largos periodos de tiempo.
  • Abuso del alcohol: los alcohólicos tienen un 30% menos de células normales en su semen.
  • Problemas sexuales como eyaculación precoz.
  • Fumar tabaco: afecta a la movilidad del esperma.
  • Alimentación insuficiente: un esperma sano se alimenta de mucha vitamina C, zinc, vitamina E y beta carotenos.
  • Exposición a tóxicos: pesticidas o metales de las pinturas pueden ser perjudiciales.
  • Marihuana u otras drogas: reducen la cantidad de espermas y el volumen del semen.
  • Ordenadores portátiles: aumentan la temperatura del esperma.
  • Esteroides anabolizantes: produce la empequeñecimiento del los testículos e infertilidad.
  • Exceso ejercicio: se exceden los niveles de adrenalina haciendo que los niveles de testosterona disminuyan.
  • Comida pre-cocinada: por la liberación de bisfenol.
  • Ropa interior ceñida.
  • Edad: hombres mayores de los 40 años pueden tener menor cantidad de espermas.
  • Estrés comprimido: es mejor desahogarse y hablar de los problemas.

La buena noticia acerca de todo ello es que existen tratamientos para hombres con desarreglos físicos o con problemas sexuales. Existen intervenciones como la cirugía, terapia sexual y tratamientos hormonales. Pero los tratamientos que afectan al estilo de vida están en tus manos.

Fuente: AskMen
Imagen: Tahe Fertilidad en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...