La moda de los Toy Boys entre las famosas

Elegir una pareja de menor edad no tiene nada de malo, aunque sí que se generan tópicos relacionados con el hecho de que él sea el menor de los dos en el mundo de las celebrities.

toy boys

Hasta ahora, aquello de que el amor no es una cuestión de edad había quedado para las novelas. Casi siempre que se veía una pareja con una diferencia considerable en los años de cada cual, se imponía aquello de que algún interés tenía que haber. Sin embargo, si bien antes era habitual encontrarse con hombres mayores que tenían a su lado a jóvenes guapas y a las que sacaban unos cuantos años, cada vez es más frecuente ver el ejemplo contrario. De hecho, se ha instaurado una especie de moda a la que ya todo el mundo conoce como la de los Toy Boys.

¿Y qué son los Toy Boys? En realidad se trata de una traducción literal desde el inglés que casa a la perfección con el significado que tiene la frase: chicos de juguete. En español, también solemos aplicar el término yogurines, pero lo cierto es que en este caso se aplican casi de forma automática en referencia a las famosas que eligen a parejas de las que en algunos casos podrían ser sus madres. Es decir, aquellas en las que la que la edad que hay de diferencia supera los 20 años, y en las que por muy bien que se conserven, salta a la vista.

Sin embargo, aunque las críticas al respecto llueven de todos lados, yo particularmente como mujer creo que está bien que se de la vuelta la balanza, y que comience a ser visto como normal el hecho de que una mujer también pueda disfrutar de una pareja mucho más joven que ella. Yo particularmente opino que esto podría ser muy positivo a la hora de entender la sexualidad de la mujer, y que sobre todo, debería de ir eliminando obstáculos a que cada una de nosotras pueda expresarlos del mismo modo que ellos. ¿Por qué va a estar bien que ellos tengan una pareja jovencísima y nosotras no? ¿Acaso no es lo mismo?

Sinceramente, en mi opinión personal creo que la sociedad tiene que cambiar de forma de vernos y de juzgarnos y empezar a aplicar las mismas varas de medir a ellos que a nosotras. No hay nada escrito en el código genético de ellos o nuestro que indique que estamos hechos para una cosa u otra, y mucho menos que explique por qué ellos si pueden mostrar su sexualidad y pasearse con una joven que podría ser su hija, y que en el caso de una mujer, esto sea antinatura. Ya va siendo tiempo de ir abriendo los ojos y adaptándonos a lo de que somos iguales en todos los sentidos.

Imagen: Kenny Louie

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...