La tecnología prenatal aumenta los casos de aborto selectivo en la India

En ocasiones, los avances tecnológicos más punteros pueden dar como resultado situaciones más que delicadas e incluso injustas. Eso es precisamente lo que está pasando en la India, el segundo país más poblado del mundo, que en la actualidad sufre un profundo desequilibrio de sexos a causa de los abortos selectivos. De hecho, un estudio realizado por el Centro de Investigación Global para la Salud (CGHR) de la Universidad de Toronto (Canadá) y publicado recientemente por The Lancet, apunta a que en la India se han producido 12 millones de abortos selectivos en los últimos treinta años. Prácticamente todos ellos afectan a fetos femeninos.

Escuela en Jodhpur.

Esta tendencia se acrecienta significativamente cuando las familias en cuestión ya tienen una primogénita mujer, decidiendo abortar en el caso en el que el feto sea femenino a la búsqueda de un varón. En el caso contrario, cuando ya se tiene un niño, los abortos selectivos son prácticamente inexistentes. El estudio se basa en los datos del censo entre los años 1991 hasta 2011, revelando un descenso progresivo de la población femenina y un aumento de abortos selectivos. Si en 1991 había cuatro millones menos de chicas que de chicos entre 0 y 6 años, en 2001 se pasa a los seis millones menos. Hasta que llegamos a la escandalosa cifra de 7,1 millones menos de niñas. Pero, ¿por qué se ha producido una descompensación tal conforme se avanza en el tiempo? ¿Cuál es el factor que hace aumentar los abortos selectivos? En definitiva, la tecnología prenatal, que permite conocer el sexo del bebé antes de que nazca.

El Gobierno indio, consciente de esta tendencia, prohibió el aborto selectivo en 1996 (que no el aborto en sí mismo), negando a los padres el derecho a conocer el sexo de su bebé. No obstante, los sobornos parecen estar a la orden del día y las sanciones, salvo excepciones, no suelen ser muy altas. No es la primera vez que se realiza un estudio de estas características por parte de la Universidad de Toronto: como podemos leer en El País, ya en el año 2006 se alertó de las desproporcionadas cifras en lo referente al aborto. Sin embargo, poco se ha podido hacer en los últimos cinco años, porque la tendencia sigue en aumento.

Pese a que India no es el único país donde se realizan este tipo de prácticas discriminatorias, lo cierto es que hay una cosa que es segura: la problemática que se desprende es eminentemente cultural… y, probablemente por ello, muy difícil de abordar y combatir.

Foto por alonlaudon en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...