La televisión fomenta el sexo precoz

Cada vez es más común que los niños pasen horas y horas frente a la televisión sin ningún tipo de control por parte de sus padres a la hora de indicar cuáles son los programas que tienen permitidos ver y cuáles son aquellos que no son apropiados para su edad. Esto se suma a que la programación actual en ocasiones tampoco respeta los horarios de protección al menor en muchas ocasiones, por lo que las escenas de sexo o subidas de tono se pueden ver practicamente en cualquier momento del día, sería sumamente extraño que esto no influya en el comportamiento de los niños.

sexo precoz

Las escenas eróticas y el contenido sexual que ofrece la televisión a diario puede considerarse una influencia sumamente negativa en niños y jóvenes, un nuevo estudio ha dejado prueba de lo que se sospecha desde siempre, los adolescentes que consumen este material de forma frecuente se ven mucho más insitados a comenzar su vida sexual antes de tiempo, por lo que se puede confirmar que la tv fomenta el sexo precoz, con todos los aspectos negativos que eso trae a cuentas.

El estudio que hace ruido sobre el tema ha sido dirigido por la psicóloga Deborah Fisher y el mismo concluye en que el contenido sexual de la televisión se apodera de los pensamientos y del comportamiento de los adolescentes, además de influir sobre las expectativas sexuales de los jóvenes, los que si no son controlados por sus padres a la hora de limitar los tipos de programas que pueden ver, son capaces de cometer el error de comenzar su vida sexual antes de tiempo, exponiendosé a embarazos no deseados y a todo tipo de enfermedades.

En el estudio participaron un grupo de 1.012 jóvenes de entre 12 y 16 años, a los que se les contabilizó el total de horas que pasaban mirando televisión al día, además se los consultó sobre su comportamiento sexual y sobre el control televisivo que ejercían sus padres. En casos en que los niños pasan mucho tiempo mirando televisión se pudo confirmar que desarrollaban fuertes intensiones de tener relaciones sexuales y por ende muchas probabilidades de tener esas experiencias a edades muy tempranas.

El psiquiatra infantil colombiano Christian Muñoz Farías, indica:

«Un joven que no haya recibido educación sexual proporcionada por una figura competente puede estar desinformado y expuesto a que estos contenidos influyan en su comportamiento sexual».

Así mismo los expertos concuerdan en que aún en casos en los que los padres regulan este tipo de contenidos, los resultados no suelen ser en todos los casos positivos, ya que muchas veces ante una escena de sexo los adultos reaccionan con exaltación sin dar mayores explicaciones a los jovenes, por lo que esto puede generar expectativas fuertes ante lo prohibido. En todas las situaciones la opción más recomendada es la de que los padres instruyan a sus hijos hablando tanto de lo que se ve en la televisión como sobre sexualidad y los tiempos que cada cosa tiene, luego es necesaria una actitud restrictiva para establecer normas y límites horarios para que no estén expuestos a programas inadecuados.

La psiquiatra colombiana Olga Albornoz concluye:

«El peor camino es abordar la sexualidad como algo tabú, pues no solo lo prohibido atrae, sino que puede llevar al adolescente a resolver sus dudas con otras fuentes o personas. El tema puede ser abordado con frescura, tanto para explicarle el gusto por lo erótico como lo aburrida e irreal que resulta la pornografía. Es ideal que los niños entiendan que la sexualidad es bella, un sinónimo de respeto y amor por el otro y por uno mismo».

Fuente: El tiempo
Foto: anemoneprojectors (back soon??!) de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...