Las fantasías sexuales

Las fantasías sexuales, a menudo, son utilizadas para aumentar el placer sexual.
Son representaciones mentales de situaciones imaginarias, relacionadas con el sexo.
Las fantasías sexuales masculinas y femeninas, son diferentes, pero en ocasiones tienen puntos es común, por ejemplo aquellas que se refieren a tener sexo en lugares públicos o pocos convencionales.
A veces pueden llegar a concretarse las fantasías, pero ya dejaría de serlo y perderían todo su encanto.
En este post, conocerás todo acerca de las fantasías sexuales.

Las fantasías sexuales, son representaciones mentales, de situaciones que tienen que ver con el sexo, y son creadas con el fin de satisfacer el deseo sexual y para enriquecer la vida sexual.

Siempre las fantasías sexuales, provocan en el individuo que las crea, una excitación sexual.

Las fantasías sexuales, son utilizadas como recurso para aumentar el placer

Las fantasías sexuales, son utilizadas como recurso para aumentar el placer

Son utilizadas muchas veces, como un recurso para conseguir una excitación en aquellos momentos en que ésta no se da espontáneamente, por ejemplo en el caso de los hombres, para conseguir una erección y también se las utiliza por hombres y mujeres durante la masturbación.


Es cierto que los hombres, tienen más fantasías sexuales que las mujeres, o por lo menos, lo reconocen más abiertamente, mientras que en el caso de las mujeres, por cuestiones culturales o religiosas, muchas veces no se las permiten.

No obstante, dentro del grupo de mujeres que se atreven a dejarse llevar por las fantasías sexuales, existe un patrón en común: el de ser dominadas y “obligadas” a tener sexo.

Entre las fantasías sexuales masculinas, figura: el tener sexo con mujeres famosas, el sexo anal, y las relaciones sexuales con dos mujeres a la vez.

Otras fantasías, son compartidas por hombres y mujeres, y tienen que ver con el hecho de mantener relaciones eróticas con personas del mismo sexo y aquellas que visualizan distinto escenarios, para llevar a cabo el acto sexual; un ejemplo claro, es imaginarse haciendo el amor en un avión, en una playa, en una pileta, o en cualquier otro espacio público.

¿Teniendo una fantasía sexual?

¿Teniendo una fantasía sexual?

Como su palabra lo indica, las fantasías, están en el plano de lo irreal, y no necesariamente tienen que ser cumplidas o llevadas a la realidad.

Es más, muchas de ellas, serían imposibles llevarlas a la práctica o en caso de hacerlo podría traer consecuencias negativas en el plano personal o de pareja.

Otras, más fáciles de implementar podrían ser concretadas en algún momento de la vida, pero ya dejaría de ser fantasías.

En algunas ocasiones, las fantasías sexuales, se comparten con la pareja, como un modo de enriquecer la vida sexual de la misma, y en otros casos, la fantasía, sólo queda en la mente de quien la recrea, para ser utilizadas para el goce individual.

Las fantasías sexuales, son el mejor remedio contra el aburrimiento y la rutina dentro de la pareja, es el condimento que a veces hace falta para alcanzar una vida sexual plena, y hasta son recomendadas por los especialistas en sexología, para incentivar y reanimar la vida íntima de las parejas en crisis.

Permítete las fantasías sexuales dentro de tu pareja, y luego nos cuentas como te ha ido, a propósito, ¿cuál es tu fantasía sexual?

Foto 1 de Jorge Miente en Flickr
Foto 2 de Xeh en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...