Lo que hay que saber sobre el sexo anal

Existen una serie de consejos y criterios a tener en cuenta a la hora de experimentar con el sexo anal para que toda la experiencia brinde solamente placer a todo momento.

Sexo anal

El sexo anal levanta opiniones bien diferentes, hay quienes lo posicionan entre una de sus mayores fantasías sexuales, opinando que es una forma más de experimentar el placer sexual con la pareja, y por el contrario, quienes lo ven como tema tabú considerando que es algo anti natural que no genera placer sino dolor para quien es penetrado. Lo cierto es que si bien todavía no se habla del sexo anal como de otros temas relacionados a la sexualidad, es valioso mantenerse informado si se tienen intenciones de ahondar en esta manera diferente de experimentar con el cuerpo.

Para muchos el sexo anal puede llegar a ser sumamente estimulante, causante de una gran excitación y en ocasiones hay quienes indican que ha ayudado a revivir el fuego en la pareja luego de muchos años de relación. Cabe destacar que no son solamente los hombres homosexuales, o ellas en el caso de parejas heterosexuales las que cumplen el papel pasivo en el sexo anal, sino que los hombres hetero también se entregan a la fantasía de descubrir nuevas sensaciones y placeres por la parte trasera, penetrados por sus propias compañeras sexuales ayudadas con elementos para la causa, aunque nunca se hubieran imaginado antes en esa situación.

Para quienes quieran combatir los prejuicios relacionados a este tema y disfrutar de esta práctica, es importante tener en cuenta algunos consejos que permitirán que la experiencia sea mucho más agradable y placentera para ambos. Lo primero a tener en cuenta es una correcta higiene, no debemos olvidar que se trata de la zona anal que es por donde se evacúan las heces del cuerpo, por eso es indispensable que se higienice la zona anal antes de comenzar con el juego sexual y luego con la penetración, para eso se puede utilizar agua tibia frotando suavemente la zona y el conducto anal.

Prepararse para la penetración también es fundamental sino se corre el riesgo de vivir una experiencia dolorosa y traumática, muchos coinciden en que relajarse es ideal y para eso es perfecto tener en cuenta darse un baño caliente o recibir un masaje de su pareja, inclusive es buena idea preparar el terreno con algún juguete sexual, el sexo oral o la penetración con dedos lubricados para ir adivinando las sensaciones que ofrece esa zona en particular. El anilingus, para quienes se atrevan a practicarlo, es un estimulante sumamente aconsejado antes del sexo oral, se trata de lamer o de insertar la lengua en el ano para proporcionar placer a la pareja.

A la hora de rondar la zona anal es importante contar con un buen lubricante para que no se genere fricción y comenzar siempre de manera suave y delicada ya que existe una línea delgada entre el estímulo placentero y el dolor, por eso es valioso ir experimentando a un ritmo relajado en el que ambas partes de la pareja se sientan a gusto en todo momento. Los expertos en sexualidad indican que la posición más recomendada para que el penetrado mantenga cierto control sobre la situación es sobre el pene de su compañero y nunca por debajo ya que la presión puede ser mucha generando incomodidad.

Fuente: Adonis
Foto:  S.MASH

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 2,50 de 5)
2.5 5 4
Loading ... Loading ...