Los piropos

Hay frases cotidianas que buscan estimluar o generar un contacto con personas con quienes este no se puede dar de las maneras tradicionales, estas se conocen como propos y son mecanismos de acercamiento que pueden generar una gran diversidad de reacciones.

Desearía ser «un rayo de sol»
y entrar por tu ventana mientras duermes
y posándome en tus labios despertarte dulcemente.

Los piropos se definen normalmente como frases cortas que se utilizan con el fin de elogiar a alguien,  y que se  originan en momentos determinados de tiempo que suelen ser muy cortos o  muy rápidos, se dan  dentro de las diversas culturas  y  pueden ser  utilizados  como parte del cortejo. Sin embargo dependiendo de la forma, el lugar y la forma como se originen, pueden tener tonos y niveles diferentes, pasando  de la cortesía, hacia el humor, el morbo y ser ampliamente agresivos en algunos casos.
Un buen piropo,  definido como interesante, sutil y  que rompa el hielo, puede marcar el inicio de una relación y permitir el conocimiento del otro de una forma fácil y  sencilla. Sin embargo el piropo se ha transformado de un elemento romántico ha  ser usado de manera vulgar y  hasta agresiva rompiendo cualquier posibilidad de contacto y generando rechazo y hasta disgusto por quien lo recibe.

La diferencia básica radica en la forma, el contexto y el tipo de palabras que se usan, a saber hay varias clasificaciones para este tipo de frases:

1. Rompe hielos. Es el que se usa para poder conocer a alguien, sin necesidad de  involucrar a un tercero que haga las re4spectivas presentaciones.

2. Acercadores. Intentan generar una aproximación con alguien y generalmente se usan como inicio de la conquista.

Estos dos tipos de frases tiene características comunes en cuanto a su nivel de elaboración, expresión emotiva y  manejo de circunstancias que pueden pasar de  lo romántico a lo humorístico con facilidad, originando en quien las recibe una sonrisa, una mirada de aceptación o un simple gracias.

Cuanto más elaborado y creativo,  es más probable que se de un acercamiento y el puente que significa el piropo haya cumplido su misión, Pueden ser una palabra simple, entonada con sorpresa o maravilla como un: «¡Linda!», que se utiliza en situaciones de contacto rápido, caminando por la calle, desde un automotor, etc.  o  frases más elaboradas si se cuenta con mayor tiempo.
Entre estas podemos encontrar algunas como: «Eres la más hermosa», tienes un encanto sutil, entre otras.

El éxito de estos dos tipos de piropos es que funcionan como un anzuelo del cual se arroja y se quita rápidamente esperando a ver el efecto que genera, para después intentar nuevos acercamientos o elaborar una frase diferente con el fin de reforzar la primera que se expreso.

La idea general del piropo es generar distensión y que quien lo recibe manifieste una sonrisa y  una actitud de apertura que propicie el acercamiento, algunos ejemplos prácticos son:
– ¿Cuántos años tardaron? … Tus padres para hacerte tan hermosa mujer.
– Si tu novio no te trata como a una princesa… vení conmigo.
– No camines por el lado del sol, porque los bombones se derriten
–  Voy a tirar el reloj porque no veo la hora de darte un beso.
– Si te acusan de asesinato, andá sabiendo que la victima fui yo.
— La luna controla las mareas, y vos mi corazón
– Si no te das el gusto de conocerme, no vas a poder darte el lujo de olvidarme
– ¿Tenés hora?… quiero decirle a mi analista el momento exacto en que me volví loco.
– Tal vez para el mundo sólo seas una persona, pero para una persona eres el mundo.
¡Dios mío, están cayendo angelitos del cielo!

3.  Salvavidas, los que intentan mediar un problema o conflicto en una relación que inicia y se dicen con el fin de rebajar la tensión dentro de la relación.
Aquí es importante medir la ocasión y el nivel de respuesta, la idea es distensionar y no generar mayores problemas, estos piropos deben ser muy tiernos sin llegar a sonar melosos.

4. Morbosos. Aquellos que suben el tono de sutil a abiertamente vulgar  y mas que conquistar buscan incomodar al otro y hacer evidencia de deseo sexual.

5. Agresivo. Es aquel que pasa todos los límites socialmente establecidos y se convierte en una frase abiertamente  violenta para quien lo escucha. Normalmente genera reacciones de rechazo y furia.

Estos últimos son  los que tienden a escandalizar a su receptores   y definitivamente buscan cosas diferentes a un posible acercamiento, se ha descubierto que están originados en sentimientos de inferioridad ante la presencia del otro sexo o de una persona que resulta altamente atractiva pero que se ve inalcanzable, Ejemplos de estos son:
– ¿¡Sabes los hijos que te haría!?
– ¡Gooorda!

Aunque aparentemente son situacionales y dirigidos a una persona especifica, que es quien lo recibe o lo soporta,  los analistas han descubierto que tiene implicaciones mas profundas, mostrando elementos de  resentimiento, miedo o  situaciones no manejadas hacia el otro sexo o  hacia las personas que generan sentimientos de amor o erotismo.

Normalmente la receptora de estas frases coloquialmente llamadas piropos son las mujeres,  y culturalmente son un mecanismo para transmitir pensamientos automáticos y dar mensajes a través de los cuales el deseo se asoma con timidez, coraje o agresividad en busca de una respuesta específica.

Aunque muchos manifiestan  molestia al escuchar este tipo de frases insinuadoras y atribuirlas a personas de clases sociales bajas o  con poca educación, el piropo esta  difundido a través de la mayoría de personas  y cambia solo en el nivel de creatividad y la sutileza con la que se expresa.

Sea cualquier forma que elija el piropo, busca una respuesta especifica que implique una relación, esta puede ser una sonrisa apenas esbozada, una mirada de invitación al acercamiento, un cambio en la postura corporal o una respuesta cargada de agresividad que permita saber que el mensaje fue captado por el receptor del mismo.

El piropo en ultima instancia es un mecanismo de expresión sexual, que permite poner en evidencia imágenes y fantasías diversas, se trata de  establecer una forma  de contacto que  puede tener algunos rasgos de placer, aunque a veces  vaya mas allá de  la sutil conquista y se convierta en un contacto agresivo donde la persona receptora juega el papel de victima, quedando altamente confusa y desconcertada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...