¿Por qué nos vuelve locas el anti príncipe azul?

No es un mito eso que dicen muchos hombre de que «cuanto más cabrón, más nos gusta a las mujeres» Por eso hoy hablamos de los anti-príncipes y de porque nos encantan

chico malo

La verdad es que somos muchas las mujeres que olvidamos eso de buscar a un buen hombre, y caemos en las garras de los que son chicos malos con todas las de la ley. Razones para ello hay muchas, aunque en la mayoría de los casos se trata precisamente de vivir aventuras, de escapar de la rutina o de sentir cosas que de otro modo no sentiríamos por el riesgo que se corre. El problema no es tener un amor de verano con uno de estos chicos que nos suelen hacer tanto subir al cielo como bajar al infierno sin apenas puntos intermedios, sino que las complicaciones surgen cuando nos acabamos por enamorar de alguien así.

¿Por qué nos vuelve locas el anti príncipe azul?

Las razones son sin lugar a dudas muchas, y en la mayor parte de los casos es una forma de autoafirmación, de querer ser distinta al resto; o de escape de la rutina de encadenar relaciones similares entre sí. Sin embargo, entran en juego también comportamientos que asociamos a la fuerza varonil, a ese dominio que en ciertos casos queremos tener delante para ponerle cara y a veces ganar o perder según el caso. Sexualmente, a la mayoría de las mujeres nos gusta que no nos lo pongan fácil y ellos son capaces de convertir el sexo en una aventura prácticamente diaria en la que el misionero apenas tiene cabida.

Pero mucho más allá del anti-príncipe azul en la cama, el comportamiento de este tipo de hombre suele ponernos en casi todos los momentos. Desde hacer locuras que solo podríamos encontrar en las novelas más dantescas, pasando por vivir como si mañana no existiera, todos ellos se convierten en un modo de aislarnos de la vida diaria y vivir la vida como pocas nos permitimos hacer en nuestro día a día.

Precisamente por todo lo anterior, tener una relación con uno de esos chicos malos en verano no tiene ningún daño, el problema viene cuando nos enamoramos y queremos pedirles más de lo que la mayoría están dispuestos a dar. Así que lo mejor, y aunque sé que es fácil decirlo y difícil aplicarlo es escaparnos al mínimo síntoma de que hay algo más de mucha pasión y ganas de aventuras detrás de una relación casual con un anti-príncipe, porque sino  los lloros y llantos marcarán sin duda uno de los momentos más dolorosos de tu vida.

Imagen: anieto2k

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...