La segunda revolución sexual de los cincuentones

Palabras como la menopausia, la andropausia o el climaterio son promesas de una vida sexual complicada y casi inexistente cuando se llega a la edad madura. Sin embargo, hay que andarse con mucho ojo y ser un poco más conscientes de que no estamos ante enfermedades sin solución, sino frente a una nueva etapa donde el sexo debe encararse de una forma diferente. Cierto es que ya pasó nuestra primera revolución sexual, pueden pensar los cincuentones y cincuentonas de este mundo, esa época de apertura al mundo donde las relaciones íntimas eran intensas y se vivían desde el ímpetu y la espontaneidad de los pocos años.

Las relaciones sexuales cambian y evolucionan con la edad.

No obstante, un estudio revela que los cincuenta es la edad de la segunda revolución sexual. ¿Cómo puede ser? Si lo pensamos bien, tiene mucho sentido. En primer lugar, la madurez hoy en día no es la de antaño. Además de existir la viagra (punto importante), los problemas médicos relacionados con el deseo sexual pueden ser más fácilmente tratados por el médico y asimilados por el paciente. Aunque no lo parezca, la liberación sexual conseguida durante la juventud puede aplicarse a la madurez, asumiendo la vida de una manera más liberal.

Si actualmente somos jóvenes más tiempo, podemos decir que somos ancianos mucho más tarde que antes. Es más, es precisamente en la edad madura cuando las personas saben lo que quieren en la vida, se conocen mejor y son más conscientes de su cuerpo. Después de haber convivido contigo mismo durante medio siglo, es normal que seas consciente de tus necesidades y que sepas expresar a la otra persona tus deseos de una manera más clara, y sin miedos de por medio. Por otro lado, viejas preocupaciones relacionadas con el sexo, como el embarazo no deseado, se borran de un plumazo.

En definitiva, el tabú respecto al sexo en la madurez no es más que eso mismo: algo de lo que durante mucho tiempo se ha preferido no hablar pero que ahora mismo no debe ser un impedimento. La sexualidad evoluciona y sufre cambios dependiendo de la edad… pero podemos estar seguros de que no desaparece. Solo debemos adaptarnos a las nuevas condiciones.

Foto por Poldavo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...