Sexo en el embarazo: ¿es seguro practicarlo?

En este post, hablaremos del sexo en el embarazo.
Sabrás si es seguro o no practicarlo, cuales son las recomendaciones y las posturas sexuales a tener en cuenta para disfrutarlo plenamente.
Todo sobre el sexo en esta etapa de la vida, en este interesante artículo.

El sexo en el embarazo, puede resultar beneficioso

El sexo en el embarazo, puede resultar beneficioso

Anteriormente en Educasexo, ya hemos hablado del sexo en el embarazo, pero siempre es un tema recurrente en los futuros papás y muchas son las inquietudes que despierta, sobre todo, si se trata del primer embarazo. Me parece oportuno volver a tocar el tema para despejar todas las dudas al respecto y que no queden cosas en el tintero.

Por ello, si tú y tu pareja estáis esperando la llegada de un bebé, y además queréis disfrutar del sexo plenamente durante esta maravillosa etapa, entonces este artículo os será de sumo interés, ¡tomad nota!

Si bien durante el embarazo hay mujeres que pueden tener su deseo sexual exacerbado, hay otras en cambio que sienten apatía y rechazo en mantener relaciones sexuales, y lo mismo puede ocurrirle a su pareja. Aunque no lo creas, hay hombres que por miedo de lastimar al bebé no sienten deseos de mantener un encuentro sexual por lo menos, no tan seguido como antes y muchos hasta prefieren evitarlo.

Salvo que exista una contraindicación médica, por ejemplo, amenaza de aborto o de parto prematuro, sangrados o placenta previa, entre otros inconvenientes, no existe riesgo en tener sexo durante todo el embarazo, inclusive llegando a las semanas o días previos al parto, hasta inclusive resulta beneficioso, ya que ejercita y prepara los músculos de la vagina para el parto natural.

Claro que en esta etapa hay ciertas posturas sexuales recomendadas y otras no tanto, así como también ciertas prácticas que conviene evitar, como por ejemplo el sexo brusco, la penetración profunda o el sexo anal.

Las posiciones recomendadas, son las siguientes:

La mujer encima del hombre: el hombre estará tumbado sobre sus espaldas o bien sentado, y la mujer, se colocará sentada encima de él, para de esta manera, regular el ritmo e intensidad de la penetración.
Ambos de lado: una posición cómoda y en donde se mantiene un contacto a través de las miradas. El hombre y la mujer se colocarán de costado, para de esta manera tener una penetración suave y muy estrecha.
Posiciónperrito”: en este caso, la mujer se colocará de rodillas, apoyando sus codos en el piso, mientras el hombre la penetra por detrás. De esta manera, no existen presiones en el vientre

Si sigues todos estos consejos no tendrás motivos por los que preocuparte, y recuerda que si estás llevando un embarazo saludable, no tienes por que dejar de lado tu vida sexual.

Foto: Sexo en embarazo de Emery Co Photo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...