Shunga, cosmética de la sensualidad

La línea de cospméticos Shunga está destinada a las parejas que quieren poner a prueba sus sentidos y experimentar con cosas nuevas. Cuentas con una amplia gama en geles, lubricantes, perfumes, bálsamos, velas, etc. que incrementarán tus sensaciones en los momentos mágicos y sensuales que compartas con tu pareja.

Las imágenes Shunga sirvieron como aleccionamiento sexual durante tres siglos

Hay líneas cosméticas para hombres y para mujeres, destinadas a embellecer el exterior y disimular aquellos pequeños defectos que nos molestan. La marca Shunga se inicia en el mundo de la cosmética con un objetivo bastante alejado de este propósito. Su intención es proporcionar a los amantes una línea de productos para el cuerpo que, en vez de esconder, muestren todo su esplendor a través de la potenciación del deseo. Con Shunga las relaciones sexuales reciben un plus de estímulos. Las formas que adopta este cúmulo de incentivos sensoriales es la del aceite, el gel, el bálsamo o el lubricante.

Si te preguntas de dónde procede la marca Shunga te diremos que la historia responde a las expectativas eróticas que se generan. Shunga es la palabra que los japoneses utilizaban para designar los Ukiyo-e, unas pinturas eróticas realizadas sobre madera y pergamino, muy populares durante los siglos XVI, XVII, XVIII y que servían a mucha gente como una especie de Kama-Sutra nipón. Es decir, una suerte de guía ilustrada sobre los modos y las maneras sexuales en el Japón de hace unos cuantos siglos. La marca Shunga recoge este testígo entre lúdico y didáctico y nos ofrece nuevas posibilidades para pimentar nuestra rutina sexual. Aquí comentaremos algunos de los productos que nos han parecido más sugerentes.

En primer lugar hay que destacar un set que emplea uno de los afrodisíacos por excelencia: el chocolate. Un frasco de 100 ml de un sirope de chocolate especial, acompañado de un fino pincel… para que puedas escribir sobre el cuerpo de tu amante los más apasionados poemas. Para borrarlos, échale imaginación. Y si de sabores deliciosos y estimulantes va la cosa, ¿por qué no pruebas algo tan original como los polvos de miel? Con un pequeño plumero podrás recorrer las partes ocultas de su anatomía, dejando un rastro de miel que podrás degustar más tarde.

Productos afrodisíacos de gama alta

Para prolongar o aumentar el placer, Shunga propone una serie de productos comunes mejorados y realmente adaptados a las relaciones sexuales. Olvídate de los lubricantes que te dejan mal sabor de boca y cuyo efecto es limitado. La línea Toko Aroma está especialmente pensada para que jugar con sabores como el caramelo. La marca asegura que es el único lubricante del mercado que no te deja mal sabor tras ser utilizado. No contentos con jugar con los aromas, Toko Agua pretende emular los fluídos naturales de la vagina con tal de facilitar la penetración y hacerla más natural. Toko Silicona juega con las texturas aterciopeladas, pudiendo emplearse también a modo de aceite de masaje. Por último, el Bálsamo Sensaciones dilata el placer sexual gracias a sus propiedades desestabilizantes. Aplícalo sobre zonas erógenas como los pezones o sobre el pene, y disfruta de un extra de tiempo en tus relaciones.

Imagen Shunga por Wikipedia Commons en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...