Trucos de las parejas que se mantienen unidas

Estar siempre al lado de una persona es algo muy complicado. En realidad, no es fácil crecer y tener siempre las mismas expectativas de vida. Pero hay fórmulas que ayudan a mantener la relación unida.

parejas

Ser fiel y feliz con la pareja toda una vida no es una tarea sencilla. De hecho, nunca lo ha sido. Aunque en realidad ahora sea más fácil divorciarse, y algunos crean que el amor de hoy en día poco tiene que ver con los de antes, seguimos igual. El amor es el mismo sentimiento, y aunque las prácticas legales se hayan aligerado, la tarea de mantenerse juntos, con todos los cambios que se viven a lo largo de los años, no parece ni sencilla ahora, ni sencilla antes. Simplemente, hay que saber llevarlo, entenderlo, adaptarse y sobre todo, continuar en la misma dirección.

¿Simplemente? ¿Cuánto hay de simple en todo ello? Pues absolutamente nada. Pero los que se mantienen unidos celebrando bodas de plata y de oro, parecen estar seguros de que a fin de cuentas, sí que vale la pena. Desde luego, se trata de una receta muy compleja, con mucha dosis de compañerismo, altas rutinas de comunicación, y sobre todo, con unas ganas inmensas de compartir un camino con la otra persona. El camino puede parecer el mismo al comienzo de una relación. Pero en ese camino, las cosas pueden ir cambiando. Y si llegan a tales cambios que las posturas se vuelven irreconciliables, será difícil que el camino sea el mismo, o al menos, que sea el feliz para ambos.

No se trata en todo caso de renunciar al camino propio por el otro. Pero cuando hay altas dosis de comunicación y sobre todo, una conservación del espacio personal de cada cual de manera sagrada, es muy probable que eso nunca llegue a suceder. Los cambios bruscos no llegan de un día para otro, sino que llegan poco a poco, y con el poco a poco van pasando los años, y solo la falta de comunicación y de interés puede hacer que sean en realidad bruscos e inesperados.

Lógicamente, mantenerse unidos también depende de los sentimientos de cada cual. A veces, estos también pueden cambiar por el camino. Y por supuesto, de lo que cada cual esté dispuesto a dar en esa relación. Cuando nos dan poco, es difícil obtener una respuesta positiva de querer continuar. Cuando no es suficiente, en los peores momentos decaemos y si falta esa comunicación y esa defensa del espacio personal, es probable que todo se convierta en un verdadero martirio. Y el amor, por muy fuerte que sea, no es capaz de salvar ese obstáculo.

Imagen: Luz Adriana Villa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...