Verdades sobre el sexo oral

El sexo es un tema muy vasto sobre el que hay muchas cosas que se desconocen, por eso queremos enseñarte una serie de cosas que deberías saber y que te harán quedar como todo un entendido de la materia en cualquier conversación sobre ello.

El sexo es un tema muy vasto sobre el que hay muchas cosas que se desconocen, por eso queremos enseñarte una serie de cosas que deberías saber y que te harán quedar como todo un entendido de la materia en cualquier conversación sobre ello y aquí te contaremos algunas verdades sobre el sexo oral, que además en algunos casos, te ayudarán a prevenir enfermedades.

Verdades del sexo oral

Los alimentos pueden cambiar el sabor. Hay diversos alimentos que se cree que pueden alterar el sabor del semen para que sepa mejor. Entre ellos se puede mencionar el jugo de piña, aunque en realidad cualquier fruta con alto contenido en azúcar es probable que aumente la dulzura del esperma. Por otra parte, el brócoli o el café le dan un sabor de lo más amargo.

El semen no es bajo en hidratos de carbono. Desafortunadamente, se ha descubierto que el semen no es bajo en carbohidratos. Está formado por azúcar y enzimas, por lo que es tan saludable como cualquier piruleta.

El orgasmo en el sexo oral. La consecución de un orgasmo en una mujer mediante sexo oral lleva su tiempo. No se trata de la velocidad o la intensidad con que se haga. Es aconsejable hacer movimientos con ritmo constante durante un período de tiempo, y poco a poco ir acelerando a medida que se acerca al clímax.

El punto G es real. Esto realmente existe y es el detonante de muchos de los orgasmos que tienen las mujeres. Si deseas hacer que llegue al clímax y quieres asegurarte de que quiera estar contigo para siempre, debes saber donde se encuentra. Está ubicado a unos 2,5 centímetros dentro de la vagina, es una zona esponjosa y se puede estimular con suaves golpecitos que pueden producir efectos maravillosos en la chica en cuestión.

El sexo oral no es tan seguro como se piensa. Aunque es imposible dejar a una muchacha embarazada mediante ello, se puede dar algún caso de infección de transmisión sexual. Una simple búsqueda en Internet o una consulta con tu médico te proporcionará un desglose más detallado de los riesgos y medidas preventivas que se pueden tomar.

Imagen: Fotolibre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...