La economía doméstica se nos pone por las nubes

Parece que tenemos una constante cuesta de enero desde que arrastramos una crisis económica que hace temblar los bolsillos de la economía doméstica y no nos deja respirar.

Por si tuviéramos poco, la luz y los principales combustibles serán los servicios cuya factura subirá a partir del segundo trimestre. A ellos se unirán los incrementos que afecten al ferrocarril y servicio de autobuses, algo que convierte a abril en un mes inflacionista para los hogares, con lo cual tendremos que hacer malabarismos para llegar a fin de mes.

Y es que la cuesta de enero se amplía a febrero y parece que el mes de abril será el más perjudicial para nuestros intereses, debido a la inminente subida de gran parte de los servicios que se utilizan a diario en los hogares españoles, por lo tanto habrá que seguir ajustándose el cinturón.

La tarifa de la luz subirá y será una de las medidas económicas que repercutieran sobre los maltrechos bolsillos. También suben los derivados del petróleo, que en lo que llevamos de año no han parado de subir y suman ya un incremento cercano al 8% en sus precios, cuya peor parte se la lleva la gasolina, con un alza en torno al 12%.

Los hogares que cuenten con bombona de butano, la verán incrementada un 2,9% en la próxima revisión de precios prevista para el 1 de abril. A partir de esta fecha, cada bombona requerirá un desembolso mayor: 15,53 euros.

A esto hay que añadir que habrá más servicios que experimentarán subidas en las próximas fechas, ya que es previsible que algunos transportes públicos también incrementen sus tarifas. Subirán el billete de autobús, Renfe tiene previsto una subida y los trenes de alta velocidad en algunas de sus rutas.

Con lo cual se nos avecina unos tiempos en los cuales tendremos que seguir mirando por la economía doméstica.

Imagen | despilfarro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...