¿Cómo decirle a una mujer que es mala en la cama?

No sólo las mujeres son exigentes en la cama, nosotros también, pero ¿cómo le podemos decir a una mujer que es mala en la cama? Aquí te damos una serie de consejos que podrán ayudarte.

El título puede parecer burdo para muchos, pero no sólo las mujeres son exigentes en la cama. Nosotros los hombres también, y muchas veces estamos con una pareja que no está a la altura de nuestras expectativas. No es nada extraño, y creo que a muchos les podría estar sucediendo en este mismo instante.

¿Cómo decirle a una mujer que es mala en la cama?

Pero nos enfrentamos a un problema y es ¿cómo se lo decimos? No es algo sencillo, y no queremos dañarla ni dejarla mal, pero sí es posible dárselo a entender para que ellas mismas mejoren entre las sábanas. Lo importante es la comunicación, y hay formas muy sencillas para poder mostrar que algo no está bien:

  1. Finge una enfermedad. Desde los albores de la humanidad, las chicas suelen mencionar dolores de cabeza para evitar mantener relaciones sexuales, mostrándonos que no somos nosotros los que fallamos, sino que ellas no están dispuestas. Es verdad, hay días que puede ser cierto, pero muchas veces prefieren dormir antes de pasar una noche sin pasión. Pero este puede ser un juego de dos, y podemos mostrarnos cansados, bostezando cada minuto si es necesario, lo que terminará por quitar la líbido que podía existir.
  2. Sé astuto: Ya sabemos que no podemos decirles que son malas en la cama, pero podemos dar largas, como por ejemplo, preguntando si existe algo que le gustaría probar en la intimidad. Con esto nos damos la excusa de poder decir lo que nosotros queremos, y ella con seguridad, lo entenderá. Lo que siempre mencionamos, la comunicación…
  3. No escondas tu lado porno. Imaginaos que nos ha pillado viendo pornografía. Eso sin duda, dará lugar a un aluvión de preguntas, pero nosotros tenemos que tomar las riendas de la situación. Lo que pensará es por qué necesitamos ver a una morena y una rubia realizando todo el Kamasutra, y si acaso eso nos pone más que ella. La típica pregunta ¿eso tiene más calidad que yo?, no tardará en surgir, o al menos estad seguros que lo pensará. En este momento, ella está más vulnerable y susceptible, por lo que podemos manipularla en el buen sentido, para conseguir lo que queremos. Decir que estábamos viendo porno para condimentar nuestra vida sexual, y coaccionarla para que lo vea con nosotros, nos acercará un poco más al siguiente paso, sugerirle delicadamente que aplique todo lo que aprendió en el vídeo. Tranquilos, suele funcionar más de lo que creemos.

Trucos, hay muchos más y seguramente cada uno de vosotros pueda sugerir otros. Puede parecer cruel tener que jugar de este modo, pero el ser directos, en este caso, puede dañar mucho a la otra persona. Lo mejor es dárselo a entender y con ello, comprenderá que estamos necesitando más acción y no dudéis que, si nos quiere, se esforzará al máximo por mejorar no sólo por nosotros, sino por ella también, y la comunicación con tacto, será fundamental.

Fuente: askmen
Imagen: MartaM en Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...