La peor máquina del gimnasio

En los gimnasios, hay un gran número de máquinas que prometen efectos muy notables. Sin embargo, luego la realidad es diferente ya que los resultados son poco visibles o nulos, pero la de piernas a 45º, incluso puede ser muy peligrosa.

En los gimnasios, hay un gran número de máquinas que prometen efectos muy notables. Sin embargo, luego la realidad es diferente ya que los resultados son poco visibles o nulos.

¿Cuáles son las máquinas realmente útiles en un gimnasio?

Por eso podemos decir que hay muchas máquinas en el gimnasio que son inútiles, mientras que hay otras que son medio decentes. Pero antes de analizar cada una de ellas, diremos que lo hacemos desde la experiencia de haber usado las máquinas más básicas.

Siempre es bueno hacer algo de pesas con mancuernas, pero puede llegar un momento, después de haber hecho varias tandas, que empieces a aburrirte. En ese punto, hacer más pesas en cualquiera de las otras máquinas ya no te apetece, así lo único que te queda es hacer un poco de cardio para sentir que te mereces una caña por el esfuerzo hecho.

Hay una máquina en concreto que realmente podría ser eliminada de todos los gimnasios del planeta ya que alega de ser muy beneficiosa y realmente es inservible. Y lo que es aún peor, puede ser perjudicial. Se trata de la máquina de piernas a 45 grados. Nuestra crítica a esta máquina proviene del hecho de que muchas personas la usan en vez de hacer squats.

Existen muchos hombres que solo trabajan la parte superior del cuerpo, por lo que presumen de unos pectorales y de unos brazos muy musculosos, pero luego tienen patitas de gallo. Sabemos que trabajar las piernas es aburrido, pero si lo miras desde la perspectiva correcta te acabará encantando. En cuanto le cojas el gusto a hacer squats habrás logrado acostumbrarte a un ejercicio difícil pero con el que lograrás muy buenos resultados.

Si realmente odias los squats pero quieres fortalecer las piernas, debes saber que con las pesas de piernas no es suficiente ya que no es un movimiento funcional. Visualiza el ejercicio que realizas al hacer un squat. Eso es un movimiento funcional y no lo que haces mientras estás tumbado sobre tu espalda. En el libro del doctor de biomecánica espinal, Stuart McGill de la Universidad de Waterloo, titulado «Desórdenes lumbares» («Low Back Disorders«) pone en entredicho a los ejercicios no funcionales por perjudicar a la espalda.

En otras palabras, te destrozarás a ti mismo. Ten siempre en mente que las máquinas hay que saber usarlas bien ya que si no las consecuencias, sobre todo en tu espalda, pueden ser muy dolorosas.

McGill explica en su libro cómo los discos lumbares pueden estar en peligro ya que cuando estás en una máquina doblado a 45 grados, se crea una tensión en las lumbares que no es nada recomendable para tus discos. Si a todo ello le añades que el ejercicio lo realizas erróneamente dirigiendo la fuerza hacia donde no debes, tus vértebras sufrirán aún más.

Por supuesto que estas son consecuencias que no suceden desde el primer uso, sino que pueden aparecer con el uso acumulativo de este tipo de máquinas.

Fuente: askmen
Imagen: prinsotelhotels en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...