Los drops-sets

Cuando te estás ejercitando para ganar musculatura, aprendes rápidamente que todo funciona pero no para siempre. Puede que las tablas que realizabas con el equipo de fútbol de tu colegio ya no sean efectivas.

Cuando te estás ejercitando para ganar musculatura, aprendes rápidamente que todo funciona pero no para siempre. Puede que las tablas que realizabas con el equipo de fútbol de tu colegio ya no sean efectivas.

¿Cómo aumentar la musculatura?

A medida que progresas, aprendes que todo aspecto de un determinado ejercicio puede ser variado para conseguir mejores efectos. Es importante que vayas incluyendo técnicas de entrenamiento más complicadas para así no ralentizar el progreso en tu entrenamiento, independientemente de que sea para ganar musculatura o para perder peso.

Aquí es donde entran en juego los drop-sets, que consisten en repetir una tanda de ejercicios hasta que se llegue a la fatiga y después cambiar una de las variables de tal manera que te permita continuar con la tanda de ejercicios. El uso de drop-sets probablemente sea uno de los primeros métodos avanzados que debes incluir en tu entrenamiento para ganar musculatura.

Se debe tener en cuenta que los drop-sets tienen un inconveniente ya que a medida que progresas, estás forzado a usar menor peso cuando en realidad ir aumentando el peso es muy positivo para ir ganando volumen. Por ello, lo que debes tratar es de no bajar el peso a pesar de que dificultes los ejercicios. Pero, ¿cómo lograr esto sin llegar a fatigarte demasiado o a correr el peligro de hacerte daño?

La respuesta está en una técnica que se conoce como Ventaja Mecánica de los Drop-Sets o MADS. Se trata de un tipo de drop-sets en el que la variable no es el peso si no el ejercicio que realizas con ese peso.

Por ejemplo piensa en las flexiones. Te habrás dado cuenta que con una menor inclinación es más sencillo realizar una flexión y más complicado cuanto más aumentes la inclinación. Por lo que, cuando cambias la inclinación en las flexiones también estás realizando más o menos esfuerzo muscular.

De manera más concreta podemos decir que aumentando el ángulo se carga menos peso en el pecho y más en los pequeños y débiles músculos de los hombros. Por lo que a mayor inclinación, mayor dificultad mecánica.

Para comenzar con un MADS debes de comenzar con una alta inclinación y a medida que te vayas fatigando ve aumentando la inclinación. Comprobarás que aunque estés cansado podrás continuar haciendo las flexiones porque con una inclinación menor haces más fuerza con la parte que ya tenías más fortalecida, el pecho.

Pero por si acaso os estáis preguntando por qué son mejores los MADS que los simples Drops-sets, la respuesta reside en el peso. Como dijimos anteriormente, con los drop-sets la posición se mantiene estática y se baja el peso para poder realizar más repeticiones. Pero en las MADS, el peso permanece igual.

Hablando en términos generales, la mayoría de las personas obtendrán buenos resultados si usan de manera consistente un peso desafiante. Con ello no solo estarás trabajando tu musculatura si no que también es muy beneficioso para pérdida de grasa.

Fuente: askmen
Imagen: equilibriumnutricao en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...