«Magníficos» en paro

Las listas de parados del INEM son, además de abultadas y decepcionantes, más heterogéneas de lo que podríamos pensar. Y es que no sólo las llenan jóvenes con formación básica, cómo nos demuestra en esta ocasión Víctor Castro, flamante concursante de 100 programas consecutivos de «Saber y Ganar». Flamante lo es sin duda para los espectadores, que hemos podido seguir maravillados como este madrileño residente en Pontevedra respondía sin titubear a casi todo lo que Jordi Hurtado (presentador del programa) le preguntaba en antena. Sin embargo, si miramos su situación laboral actual tras más de seis meses concursando en este espacio de La 2 de Televisión Española, a lo mejor no nos resulta tan envidiable.

Víctor Castro, en el centro, junto a los presentadores de Saber y Ganar

Y es que el «Super-Magnífico», nombre con el que conocen los seguidores de Saber y Ganar a aquellos nueve privilegiados que han alcanzado la cifra límite de los 100 programas (según las propias reglas del juego), ahora que se ha despedido de los platós se encuentra en situación de paro. Para Víctor, ser el más sabio del programa más culto de la tele ha significado ganar hasta 78.000 euros. Sin embargo, no tiene por el momento la misma suerte en el empleo, ya que se encuentra ahora esperando a que le toque alguna plaza vacante de la lista de profesores interinos de la Escuela Oficial de Idiomas de su localidad de residencia. Y es que desde que debutó en el concurso allá por diciembre del pasado año, ninguna empresa le ha llamado para requerir sus servicios. Así es como prefirió pasarse los mediodías de lunes a viernes respondiendo exitosamente a los inquisitivas cuestionarios de Jordi Hurtado.

En la misma línea define él mismo la clave de su éxito, asegurando modestamente que lo único que hacía era responder. Sin duda razón no le falta, pero algo más que eso debe tener Castro para haber batido todos los récords del programa y ser, junto al zaragozano José Manuel Dorado, el otro único concursante en llegar al centenar de victorias sin necesidad de ser repescado.

Currículum tampoco le falta a nuestro protagonista para demostrar sus credenciales, ya que acumula dos licenciaturas en Filología Románica y Germánica, un futuro doctorado en Lingüística, siete años de formación en piano, y la más que demostrada capacidad por entender de cualquier tema que le planteen.

Está claro que para triunfar en un formato como el de «Saber y Ganar», además de serenidad, hay que tener una formación muy amplia y poliédrica, eso que le solemos llamar «cultura general» (pero a fondo). Víctor Castro afirma que él está abierto a cualquier trabajo, pero desearía ocupar una vacante para un curso entero si pudiera. La esperanza no se ha de perder nunca, seas «magnífico», parado, o ambas cosas.

Foto: Saber y Ganar (TVE)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...