Los cruceros fluviales son la nueva moda del turismo de lujo

Lo cierto es que todo lo lujoso tiene que tener siempre algo de exclusivo. Si se trata de objetos, servicios o productos que todo el mundo tiene, que sean lujosos deja de tener sentido, porque la gran mayoría se los puede permitir. Partiendo de esta base, hoy volvemos a hablar de viajes, pero no de viajes comunes, si no de una tendencia que empieza a hacer furor entre los que más recursos tienen y que pretenden ser la alternativa a los cruceros clásicos de toda la vida. Hablamos de los cruceros fluviales que a continuación les explicamos como funcionan.

cruceros

Los cruceros fluviales son una alternativa mucho más exclusiva a los mega cruceros que conocemos

A diferencia de los cruceros que todos conocemos, lo cierto es que estos servicios se ofrecen en una dimensión más reducida ya que se trata de barcos medianos, en los cuales si bien viajan centenares de personas, no son miles los pasajeros con los que hay que compartir pisos y pisos de piscinas, boutiques, gimnasios y demás ideas para pasar el rato. Además de eso, los cruceros fluviales se hacen en los ríos, lo que permite recorrer lugares a los que el mar no llega, y que le hacen una alternativa de viaje mucho más exclusiva.

Cuando hablamos de estos cruceros fluviales hablamos de pequeños barcos con estancias boutique y llenos de lujo que recorren algunos de los ríos más emblemáticos de los cinco continentes, lo que nos lleva a poder elegir destinos como San Petersburgo, o Moscú paseando por los inmensos lagos rusos o por el río Volga, un emblemático de Europa.

Pero Europa es solo una opción, porque los cruceros fluviales se ofrecen en los cinco continentes, y al ser realizados por los ríos y lagos permiten además de conocer las ciudades más emblemáticas, teniendo unas vistas exclusivas que desde los grandes barcos que recorren los mares difícilmente obtendremos. Además, se podrán conocer otros pequeños pueblos que pueden resultar ser mucho más interesantes y menos turísticos.

Claro que si hablamos de cruceros mucho más pequeños pero que eso es lo que les hace más exclusivos, no podíamos olvidar que dentro de ellos hay verdaderas ciudades en miniatura en las que hacer nuestras compras, disfrutar de la mejor gastronomía o porque no divertirnos mientras surcamos los mares, digo, los ríos. ¿Qué les parece, se apuntan? Aunque por lo general, en este caso, las ofertas son menos tentadoras, aunque ya se sabe que lo de ser diferente se paga más caro.

Más info | El Economista

Imagen | Azuaje

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...