Lujo extremo en Necker Island por 53 mil dólares la noche

Un paraíso de 74 acres localizado en el Caribe, propiedad de Sir Richard Branson, apto para 28 invitados. Tiene una barra central y de entretenimiento, piscina, spa, gimnasio, deportes acuáticos, y las impresionantes vistas.

La Isla Necker es una isla privada donde se pueden hacer muchas cosas para pasarla bien: disfrutar de buena compañía, buena comida, bebida y los más insólito caprichos o fantasías que serán cumplidas al instante.

Necker Island se encuentra en las Islas Vírgenes Británicas, un área del Caribe a la cual se puede llegar a través de San Juan (Puerto Rico), Saint Thomas, Antigua o Barbados, seguido de un vuelo de conexión a Beef Island, Tortola. Desde Beef Island hay una transferencia de 30 minutos para, finalmente, arribar a esta isla privada. Con un poco más de estilo y glamour, se puede llegar a la isla a bordo del helicóptero Necker.

Necker Island representa lo último en privacidad y está disponible para el uso exclusivo de una sola familia, para ocasiones como celebraciones de cumpleaños o de aniversario, reuniones familiares o retiros ejecutivos.

El alojamiento se realiza en una de las impresionantes diez habitaciones de la Casa Principal o en cualquiera de las tres casas balinesas. Todas incluyen vistas panorámicas al mar.

La casa principal es el centro de la actividad social informal e incluye áreas de comedor interior y exterior, un precioso interior de estilo balinés para descansar y leer, y un área de juegos con mesa de billar de tamaño completo y los últimos juegos de mesa.

La casa principal, una casa majestuosa y ventilada, con mobiliario único en su tipo en donde sus diez habitaciones, cuentan con una con terraza con vistas sobre las islas vecinas y al mar. La espaciosa suite principal del segundo piso tiene su propio jacuzzi y una amplia terraza con vistas panorámicas al mar.

La sala y el comedor son cavernosos. la luz del sol tropical fluye a través de los tragaluces en el techo abovedado. Las amplias persianas y las ventanas abiertas dejan correr la brisa del mar estimulante. Una galería con vistas a un jardín interior de exuberantes palmeras y helechos completan la postal.

Tres casas adicionales de Bali, que habían sido construidas en Bali, desmanteladas y vuelto a montar en Necker Island, sirven de manera excelente para más invitados. Están a pocos pasos de la casa principal. Realizadas en piedra, enormes vigas de madera y techos de bambú, han sido pensadas para aumentar la sensación de Bali.

El Chef Lee Cowie encabeza el personal de la cocina de Necker donde las comidas son una pieza central de la experiencia de un grupo que se sirve cada vez que el grupo elige y se sirve en, prácticamente, cualquier lugar, incluyendo un buffet formal de la tarde en el mar o un brunch de champán en la terraza.

En el exterior, la villa está rodeada de amplias terrazas y galerías de piedra York. Un patio se fija para comer al aire libre. Dispuesto para la relajación, el mobiliario confortable del salón invita a una lánguida siesta o lectura en silencio.

Desde esta terraza superior, caen cascadas de agua dulce en una bañera de hidromasaje que se encuentra en la terraza de abajo y desemboca en la enorme piscina.

Las tres casas tradicionales de Bali, tienen, cada una, su propia piscina y las instalaciones recreativas abundan por doquier: vela, esquí acuático, wind surfing, snorkeling, buceo, pesca. Y en el nivel principal de la villa, hay incluso una mesa de billar Inglés de tamaño completo.

Necker Island tiene lo mejor de ambos mundos: una excitante selección de actividades recreativas para el ejercicio físico, o la privacidad y el privilegio de hacer otra cosa que tomar el sol en el resplandor de este idilio tropical perfecto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...