Pásate a la moda del reloj de pulsera

«Bip bip… bip bip…» Un leve pero incómodo sonido electrónico te hace abrir los ojos de buena mañana, para encontrarte de lleno con los dígitos de un despertador que marca el comienzo del día. Después de una ducha express, desayunas dos tostadas asegurándote con el reloj de la cocina que aún tienes tiempo de engullirlas. Das un vistazo rápido a las desgracias del mundo en la tele, confirmando en el reloj que incluye la cadena que ya va siendo hora de salir de casa. Bajas a la estación, coges el metro y sales comprobando de reojo en el marcador digital del andén que en cinco minutos deberías estar en tu despacho. Vuelas para llegar al trabajo, llevando la cuenta con el reloj de la farmacia que acabas de cruzar, pero al final lo consigues. Entras de una zancada a la oficina, te sientas vaciando los pulmones, y enciendes el ordenador. El reloj del monitor revela nuestra marca de hoy: ¡09:04! Conseguimos superar el récord de ayer, pero no ha sido suficiente… Mañana habrá otra oportunidad para ganar al tiempo.

Feldo Luxury demuestra que el reloj de pulsera vuelve a estar de moda merecidamente

Esta particular rutina matutina es sin embargo compartida por mucha gente todos los días. Ritmos frenéticos de vida que se imponen desde primera hora de la mañana. Un sin vivir que nos hace llegar a odiar al tiempo. Pero, de este relato podemos extraer algunas otras conclusiones que nos interesan: vivimos sumergidos en un mar de relojes que controlan nuestro tiempo constantemente, pero… el tiempo no tiene porque estar de nuestra contra.

Y es que con esta aparentemente contradictoria introducción queremos hablaros de una de las modas más en auge últimamente: la de los relojes de pulsera. Ciertamente, lo primero que piensa uno es «¿qué utilidad puede tener hoy en día un reloj de pulsera en un mundo infestado por relojes de todo tipo?». Pues, bien, precisamente esta cuestión obvia fué la guillotina que en su día (quizás desde principios del siglo) hizo entrar en crisis a un negocio que hasta entonces había resistido. Con la aparición de mil y un gadgets móviles que realizaban todas las operaciones imaginables, desde llamar hasta calcular el IVA de cualquier producto (y claro está que también dar la hora), se fué quedando en desuso el típico reloj de pulsera. Parecía que ya nunca más tendría sentido llevar un producto en la muñeca que nos marcara el paso del tiempo cuando teníamos un simple teléfono móvil siempre encima cumpliendo la misma función.

Pero pasados los años, los que predecían un final apocalíptico para el reloj de pulsera, ven ahora que deben tragarse sus palabras. Y es que el reloj de pulsera ha resurgido de sus cenizas para convertirse en uno de los complementos más cool del momento. A qué se debe este giro radical en la vida de este estimable producto es más lógico de lo que puede parecer: vivimos tiempos en los que lo «retro» gusta, en los que, cansados de la hegemonía digital, lo analógico nos atrae de nuevo. Y el reloj de pulsera, aunque no tiene porqué ser estrictamente un bien analógico, sí representa como nadie un símbolo de resistencia de lo clásico, del producto de ayer que gustaba. Es pues, un claro ejercicio nostálgico de recuperación de unos sentimientos del pasado, puestos al día claro está, pero que en el fondo nos sirven para darnos un respiro en este mundo frenético en el que nos obligamos a vivir.

Porque aunque resulte paradójico, el reloj de pulsera es justo lo contrario que todos esos relojes que retratábamos al principio. No es el reloj ejecutor que nos controla en todo momento, ni aquel que nos castiga por llegar tarde, ni el que decide cuando debemos hacer cada cosa… ¡para nada! El reloj de pulsera establece una nueva relación de nosotros con el tiempo. Nos introduce en un tipo de vida más al estilo «slow life», volviendo a algún tiempo pasado en el que la hora era importante, pero no importaba la que fuera. Llevar un reloj de pulsera es llevar todo el tiempo contigo, o sea, llevar tu el control de ese tiempo… y no que el tiempo te controle a ti. Puede verse quizás como un cúmulo de sinsentidos, pero los que se han pasado al reloj de pulsera saben de lo que estoy hablando.

La verdad es que nada tiene que ver estar mirando la hora en un teléfono móvil o en la pantalla de un ordenador que en un reloj de pulsera. Nuestra relación con el momento es muy diferente, y el aporte emocional que nos ofrece es incalculable. El reloj de pulsera ha traspasado su valor funcional estricto y ha entrado en el terreno de las sensaciones, de manera que cuando adquirimos uno, no estamos comprando cualquier herramienta, sino un vínculo con nosotros mismos. Se asemeja así a otros representantes de la moda, como puede ser un perfume, un vestido o cualquier bien de diseño exclusivo.

Sea como sea, la cuestión es que por todos lados podemos ver más y más muñecas arropadas por un reloj de pulsera. Y como apuntamos, los diseños, colores y formas que podemos encontrar son casi infinitas. Es por eso que a veces cuesta decidirse entre una oferta tan extensa, en la que diseño, calidad técnica y feeling personal son algunos de los muchos factores que influyen en último momento.

Feldo Luxury es una de las mejores opciones a la hora de escoger un buen reloj de pulsera que nos ofrezca todo lo que buscamos. Son varios los factores que influyen en la calidad de sus productos: algunos de estos valores son indiscutibles, como la calidad y la cantidad de materiales utilizados en su fabricación. Pero no solo son importantes estos, sino también el diseño y las unidades de fabricación de los mismos. Ya que los artículos que ofrecen, son fabricados en una pequeña cantidad por modelo, lo que supone una exclusividad notable.

Sus relojes de pulsera alcanzara varias ventajas. Por ejemplo la durabilidad de los materiales utilizados es muy elevada. Debemos entender que se trata de un bien que podrá pasar de generación a generación y nuestros hijos podrán heredarlos. También influye la apariencia exterior del reloj y por supuesto el excelente mecanismo que ofrece en los productos. Otro factor que influye es el estilo único que posee cada uno de los modelos.

En su tienda de Internet ofrecen toda una variedad de artículos. Es una forma muy fácil de comprar ya que no supone ningún esfuerzo: podemos ver detenidamente, sin prisas y sin necesidad de desplazarnos, todos sus modelos uno a uno por la pantalla del ordenador y sin estar limitados a un horario comercial. Podremos realizar la compra del modelo que nos guste a cualquier hora del día. Es realmente sencillo dejarse seducir por todos sus diseños, relojes de pulsera llenos de finura y delicadeza que no dejarán a nadie indiferente.

Modelos de diseño exclusivo que combinan técnica y estilo a la perfección

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...