Unas verdaderas “Vacaciones en Roma”

En “Vacaciones en Roma” y en tantas otras películas de la historia del cine, se describen con detalle algunos de los lugares turísticos y artísticos más importante y famosos de Roma. Con unos vuelos baratos a la ciudad imperial podremos recorrer sus calles y rememorar algunas de las escenas más importantes de los clásicos del séptimo arte.

Las grandes ciudades europeas han sido retratadas en numerosas ocasiones en el cine. Una de ellas, Roma, es sin duda protagonista en decenas de películas, desde las que narran las historias de la antigua ciudad imperial a las que describen los encantos artísticos del Renacimiento y el Barroco. Tras ver películas como “Ángeles y demonios” (basada en el libro con el mismo título de Dan Brown) a muchos nos vienen ganas de buscar vuelos baratos a Roma y pasar allí un fin de semana recorriendo las localizaciones que aparecen en las escenas. Lo mismo ocurre si recuperamos películas antiguas como el clásico de la comedia romántica “Vacaciones en Roma”.

La Plaza de España, una de las localizaciones de "Vacaciones en Roma"

En esta película, el mismo argumento lleva a los protagonistas a visitar la capital italiana en una especie de tour guiado por los lugares turísticos y artísticos más interesantes, con más encanto o más románticos. Gregory Peck es el improvisado guía de Audrey Hepburn por la ciudad imperial. Ella una princesa que quiere vivir un poco la vida alejada del protocolo de la corte y él es un periodista americano que la reconoce y, al tiempo que intenta hacer el reportaje de su vida, se va enamorando de ella.

Es especialmente destacable la escena en la Plaza de España en la que Joe Bradley (Gregory Peck) le pide a la princesa (Audrey Hepburn) que descansen un poco para tomarse un helado. Esta es una de las plazas más famosas de Roma y recibe su nombre porque en ella se encuentra la embajada española ante la Santa Sede. Es sobre todo muy conocida su escalinata, en la que miles de turistas se agolpan cada día para sacar unas fotos. Son 135 escalones que datan del 1725 que cumplen precisamente la misión de conectar la iglesia de la Trinità del Monti, en la parte superior, con la embajada española que, en el momento de la construcción, representaba la casa de los Borbones. A los pies de la escalera, luce también la Fontana della Barcaccia, de estilo barroco.

También es memorable la escena en la que Bradley y la princesa bailan en una barca pequeña bajo los arcos del puente de Sant Angelo, que cruza el río Tíber. Este puente, que conecta el fantástico Castillo Sant Angelo (de planta circular) con la ciudad, fue construido en época del Emperador Adriano para unir el centro de Roma con el mausoleo que había construido para él y su familia.

El Palazzo de la Colonna, la Iglesia Santa María de Cosmedin, el Foro Romano, o el Palazzo Barberini son otras de las localizaciones que aparecen en “Vacaciones en Roma” en escenas que podemos revivir con vuelos a la ciudad eterna.

Foto | xiquinhosilva en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...