¿Dolce and Gabbana a la cárcel?

Domenico Dolce y Stefano Gabbana están bastante acostumbrados a tener beneficios publicitarios incalculables y un prestigio ilimitado entre la élite del mundo de la moda. Sus creaciones sumamente sensuales suelen lucirse en cuerpos de celebrities como Matthew McConaughey, Scarlett Johansson o Madona. Pero el giro que dio la vida de John Galliano hace pocas semanas tras ser arrestado por asaltos e insultos antisemitas y posteriormente ser despedido por Dior, puede no ser el único que está teniendo lugar en el mundo del diseño internacional. Todavía no se trata de ninguna afirmación pero el dúo de diseñadores italianos podría enfrentarse a hasta siete años de cárcel por un delito de evasión de impuestos.

Domenico Dolce y Stefano Gabbana en la semana de la moda de Milán el pasado 27 de febrero / Foto: Getty Images

Según ha informado el periódico The New York Times, Domenico y Stefano han sido acusados de defraudar a Hacienda por un delito que asciende a más de un billón de dólares, entre los dos. Esta vez, los diseñadores están acaparando un tipo de atención distinta a la que estaban acostumbrados y después de alcanzar la gloria por su trayectoria artística se han visto disparados al infierno. Mientras, ellos intentan evadir el tema y declinan cualquier pregunta relacionada con el asunto. Sin embargo, ahora solo les queda esperar a que el próximo viernes 1 de Abril un juez de Milán dictamine si el fiscal ha reunido pruebas suficientes para imputarles. El caso es que esto debería haberse decidido ya el pasado viernes pero el juez encargado del caso decidió aplazar la decisión hasta dentro de siete días.

Decir que la evasión de impuestos es un deporte nacional en Italia es afirmar algo un tanto desproporcionado, pero lo que está claro es que ésta no es la primera vez que ocurre un caso similar y nada indica que vaya a ser la última. De hecho, el tema no ha tenido demasiado revuelo en el país de Berlusconi, donde en algunos casos, las infracciones, que han sido muy variadas en cuanto a la severidad, se han resuelto con el pago de una multa. En otros, los cargos simplemente se han retirado.

Sea como sea, el caso de Dolce & Gabanna empezó con una investigación liderada en primera instancia por la Guardia di Finanza en el año 2004, una fuerza de la policía italiana centrada en fraudes, afiliada al Ministerio de Economía y Hacienda. La unidad investigó las ventas que las distintas compañías de Dolce & Gabanna habían hecho en Gado, una propiedad con sede en Luxemburgo pertaneciente a una compañía del dúo de italianos. Los demandantes mantienen que ambos engañaron a Hacienda evadiendo los impuestos de las ventas de sus compañías en Italia al tasar los mismos en Luxemburgo, donde el índice es mucho menor. En todo caso, ahora falta probarlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...