El lujo imperial del presidente sirio Al Assad

Aunque hay cosas que en pleno siglo XXI nos parezcan increíbles la verdad es que el mundo del lujo siempre tiene una parte negativa. Lo cierto es que nadie le niega a los más ricos del mundo que puedan disfrutar de su dinero como más le apetezca, y aunque sus excentricidades sean objeto de la prensa amarilla, nadie discute que cada uno con lo suyo hace lo que le plazca. Sin embargo, esa teoría ya no es tan bien aceptada cuando nos referimos a unas vidas llenas de caros caprichos a cuenta de todo un país, como sucede en algunos de los países árabes. Nosotros hoy en Bleu Coast aprovechando que está de plena actualidad por el conflicto armado que se vive echamos un vistazo a como vive Al Assad, el presidente sirio.

siria

Siria vive uno de sus peores momentos mientras que su presidente Al Assad no se pierde ni un solo lujo

Lo cierto es que como en la mayoría de los países con dictaduras arraigadas y con un pueblo al borde de la pobreza, en la casa de Al Assad no falta ni un solo detalle que tenga que ver con el mundo de lo más exclusivo. Su mansión está lejos de donde se vive el conflicto, en una colina, sus coches son los últimos modelos del capitalismo europeo con el que el mejor de los mortales no puede siquiera soñar, y su mujer no tiene miramientos a la hora de invertir en vestidos de alta costura o en perfumes exclusivos por el dinero que valen.

Mientras el pueblo lucha con lo que tiene para conseguir su libertad, la mujer del presidente de Siria, Asma al Assad, gasta miles de libras en compras por internet de objetos de diseño como candelabros y mesas procedentes de París; entre otros de sus caprichos más caros.

Los lujos con los que la familia presidencial vive, y sus paseos por Europa son objeto de crítica internacional, no solo porque sean excesivos, algo que pasa en la mayoría de los países árabes, como Qatar, Marruecos o incluso antes de la revuelta en Libia, si no que se acrecentan las críticas precisamente por la situación armada que vive la población siria contraria al régimen.

Pero parece que en este caso, políticos como Al Assad carecen de contemplaciones que no sean por aferrarse al poder, aunque con semejante nivel de vida que se está dando, no nos extraña que no quiera irse. Y vuelvo al tema con el que inicie el discurso. No tengo nada en contra de quien tiene mucho dinero propio, pero otra cosa es robárselo a los ciudadanos para luego masacrarles.

Más info | Diario Siglo XXI

Imagen | Freedom House

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...